Sesenta carrioneses acompañan a Manos Unidas en su marcha solidaria

Los participantes, en la plaza Mayor de Carrión, en la salida de la marcha. / César Ceinos

Los participantes recaudaron dinero para la construcción de viviendas en Filipinas

CÉSAR CEINOSCarrión

La delegación de Manos Unidas en la localidad de Carrión de los Condes organizó un año más, y ya van 18 ediciones, la marcha solidaria a pie, en la que participaron cerca de sesenta vecinos de todas las edades.

Como en ediciones anteriores, la salida estuvo colocada en la Plaza Mayor de la localidad jacobea y la meta, en la abadía de Benevívere, un inmueble religioso en ruinas situado en el Camino de Santiago, aproximadamente a cinco kilómetros y medio del casco urbano. Algunos de los caminantes hicieron únicamente el viaje de ida, mientras que otros doblaron su actividad física y también regresaron a casa andando, según explicó la responsable local de la organización no gubernamental, Ana Julia Rondón Hernández.

Los participantes recibieron durante los días previos a la caminata una cartilla en la que apuntaron todas las aportaciones que les fueron entregando los carrioneses, aunque la campaña recaudatoria se extendió también al colegio Marqués de Santillana y contó con varios colaboradores que no participaron en la marcha a pie. También contribuyeron con esta causa la Fundación San Cebrián y el profesor Juan José Mendoza, que impartió una clase magistral de taichi junto al antiguo monasterio.

La organización no ha anunciado la cifra obtenida con esta cita deportiva, ya que todavía no se ha juntado todo el dinero. Lo que sí hizo público fue el destino que tendrán estos donativos: financiarán la construcción de viviendas para indígenas en Filipinas.

Manos Unidas en Carrión de los Condes seguirá programando actividades durante este año para lograr más fondos que se mandarán al país asiático.

Fotos

Vídeos