Las rutas del vino celebrarán el domingo el Día Europeo del Enoturismo

Presentación de las rutas del vino en Palencia./Marta Moras
Presentación de las rutas del vino en Palencia. / Marta Moras

Se trata de una iniciativa pionera, nacida en el marco de la Mesa de la Gastronomía de Castilla y León

FERNANDO CABALLEROPalencia

Por primera vez, las seis rutas del vino que funcionan en la región -Arlanza, Bierzo, Cigales, Ribera del Duero, Rueda y Sierra de Francia- se han unido para programar un conjunto de actividades en torno al Día Europeo del Enoturismo, que se celebrará este domingo, 12 de noviembre. Se trata de una iniciativa pionera, nacida en el marco de la Mesa de la Gastronomía de Castilla y León, que aglutina la promoción de las seis rutas certificadas del vino con las que cuenta la comunidad.

Las bodegas que forman parte de las diferentes rutas han programado en estos días y especialmente el domingo menús especiales en restaurantes, catas maridadas, vermús con música, conciertos en bodegas y visitas a bodegas y a viñedos, entre otras actividades.

A la presentación de esta iniciativa, que se ha celebrado en la Delegación Territorial de la Junta, ha asistido este miércoles el director general de Turismo, Javier Ramírez, acompañado por los presidentes o gerentes de las rutas. Ramírez destacó la «colaboración permanente» que se ha establecido entre la Junta de Castilla y León y las rutas del vino, «que da buenos resultados y admiración y envidia fuera de la región».

El director general cifró en 420.000 los turistas que visitaron las seis rutas el año pasado, lo que supone un 29% más respecto a 2016. En el caso concreto de la ruta de Cigales, por ejemplo, el aumento ha sido de unas 5.000 a 13.000 personas.

El enoturismo, según Javier Ramírez, permite a la Junta acercarse a los objetivos estratégicos del departamento que dirige, que son fundamentalmente la «internacionalización, el desarrollo y el impulso del medio rural y aumentar el gasto turístico».

La importancia de esta iniciativa es ofrecer un paquete turístico «de carácter global y regional con independencia de las singularidades de las diferentes rutas», según el responsable de autonómico de Turismo, quien destacó que los vinos de Castilla y León son un producto que tiene mucha demanda nacional e internacional por lo que todo lo que le rodea, especialmente el enoturismo, tiene una especial relevancia en la economía regional. La integración de las seis rutas afecta a restaurantes, hoteles, museos, guías, establecimientos de turismo rural, entre otros aspectos.

Javier Ramirez añadió que, segun los últimos datos del INE correspondientes al primer semestre del año, los viajeros han subido en Palencia el 12,3% respecto al mismo periodo de 2016 y las pernoctaciones, el 10,7%, lo que evidencia el buen comportamiento del turismo en la provincia, «que genera gasto e impacto económico en el sector turístico». Sobre el impacto económico, el director general cifró en 49,9 millones de euros lo que generó el turismo en la región el año pasado, un 11,4% más que el anterior.

El delegado de la Junta en Palencia, Luis Domingo González, destacó, en este sentido, que «el turismo es la principal industria del futuro, la principal palanca que crea riqueza y desarrollo social y económico en cada territorio, ya que da empleo, fija población y supone fuertes inversiones, es la principal herramienta de equilibrio de un territorio».

A la presentación de las actividades programadas en torno al Día Europeo del Enoturismo han asistido representes de las seis rutas. Todos ellos valoraron la unidad que han logrado y la coordinación con la Dirección General de Turismo para programar las actividades. Marcos Illera, presidente de la ruta del vino de Rueda, destacó que la actividad turística de las rutas es «fundamental para nuestra supervivencia, para asentar población y para crear riqueza». Illera destacó que este año el Día Europeo del Enoturismo hace un especial hincapié en la gastronomía, «ya que une el vino con la comida y con productos de Castilla y León».

Miguel Ángel Gayubo, presidente de la ruta de Ribera del Duero, resaltó que el vino «aglutina muchos aspectos, como la agricultura, la tradición y el patrimonio». Cifró en 350.000 los visitantes que recorrieron el año pasado la ruta, que aportaron riqueza a la zona, «lo que hace que la despoblación sea menor».

La presidenta de la ruta de Arlanza, Celia Izquierdo, definió a los profesionales que trabajan en estas rutas como «agentes dinamizadores del turismo a través del vino». «El enoturismo está de moda y tenemos que aprovechar esta oportunidad para venderlo», agregó.

Miguel Ángel García Velasco, gerente de la ruta de Cigales, destacó las buenas comunicaciones que unen las rutas del vino con el resto de territorios para atraer turistas, y abogó por «creernos» las posibilidades de esta oferta y trabajar para cumplir ese objetivo. También resaltó que la jornada que se celebra esta semana vincula el vino con otras marcas de calidad, como la gastronomía, «uniendo sinergias» con todo lo que está relacionado con el enoturismo.

Manoli Escuredo, gerente de la ruta del vino del Bierzo, señaló que además de las coincidencias entre todas las rutas de la región, «lo que nos hace fuertes son nuestras diferencias». Y agregó que es importante involucrar en las rutas a los restaurantes y hoteles para dar a conocer nuestra gastronomía».

Por último, el gerente de la ruta de la Peña de Francia, Rubén de Arriba, destacó que el mejor valor de estos itinerarios «es la gente que está detrás, el valor humano, que hace que cada persona es una oficina de turismo andante».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos