El PP saca adelante en solitario el presupuesto de 2018 de la Diputación de Palencia

Mesa presidencial del pleno de la Diputación celebrado este jueves./A. Quintero
Mesa presidencial del pleno de la Diputación celebrado este jueves. / A. Quintero

El PSOE y Ciudadanos fuerzan una inédita votación de sus enmiendas

FERNANDO CABALLEROPalencia

El PP no ha logrado este jueves ningún apoyo para el presupuesto de la Diputación de 2018, que será de 66,4 millones de euros, ni siquiera la abstención de algún grupo político de la oposición. El diputado de Hacienda, Javier San Millán, defendió el documento al tratarse de «cuentas equilibradas, realistas y coherentes con la política de la institución». San Millán destacó que se centra en tres pilares básicos: Apoyo a las personas, con el 28% del presupuesto; apoyo a los municipios, bien en infraestructuras (30%) o bien en apoyo a su gestión (9%) y al empleo y la dinamización económica (22%). «Un presupuesto es todo ello un plan de lucha contra la despoblación, pues quiere avanzar en que esta provincia sea, cada vez más, un buen lugar para desarrollar un proyecto de vida», asevero.

Los tres grupos de la oposición votaron en contra tras un debate en el que los portavoces del PSOE, Miguel Ángel Blanco, y de Ciudadanos, Juan Cruz Vidal, reiteraron los planteamientos que expusieron cuando presentaron en rueda de prensa las enmiendas. Blanco tildó el presupuesto de conformista y reprochó al equipo de gobierno que apele a programas que han tenido éxito en los últimos años cuando la despoblación continúa y se han perdido oportunidades. El portavoz defendió la transferencia de fondos incondicionados a los ayuntamientos.

Vidal, por su parte, calificó el presupuesto de «desilusionante porque no hay un retorno en forma de inversiones de los impuestos de los ciudadanos».

Félix Iglesias, por último, aseguró que tendría que presentar una enmienda a la totalidad. El edil reprochó la gestión de competencias impropias y «macrocontratos con los que no estamos de acuerdo». Iglesias habló de tutelaje de la Diputación con los ayuntamientos, defendió también los fondos incondicionados y criticó las subvenciones al Obispado, al que calificó del «municipio número 192 de la provincia, que con 400.000 euros, recibe más dinero que cualquier municipio».

Antes de la votación global del presupuesto, el PSOE y Ciudadanos forzaron la votación de forma individualizada de sus enmiendas –que fueron rechazadas por el PP–, lo que generó una situación inédita en una sesión plenaria que concluyó con el enfado del portavoz de Ganemos, ya que sus propuetas no se pudieron votar porque no las presentó en el Registro antes del plazo establecido. Iglesias, al término de todas las votaciones, abandonó visiblemente molesto el salón de plenos, dando un sonoro portazo. El secretario del grupo de Ganemos, Tello Mañueco, salió con él para tranquilizarle, por lo que regresó a los pocos minutos. Al término del largo pleno –que se prolongó durante cinco horas y veinte minutos, el más largo de la Corporación Provincial en muchos años–, Iglesias pidió disculpas por su comportamiento.

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, aseguró que el presupuesto que se acababa de aprobar es «realista y pensado enlas nuevas necesidades y servicios públicos que necesita el medio rural palentina». También defendió el carácter inversor de las cuentas del próximo año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos