El PP saca adelante las ordenanzas con el apoyo de Ciudadanos

Presidencia del pleno de las ordenanzas fiscales. Antonio Quintero/
Presidencia del pleno de las ordenanzas fiscales. Antonio Quintero

El PSOE y Ganemos votan en contra del documento, que consideran poco social

EL NORTE Palencia

El equipo municipal de gobierno del Partido Popular logró finalmente sacar adelante las ordenanzas municipales y tasas para el próximo año. El pleno extraordinario, que se prolongó durante algo más de dos horas, concluyó con la aprobación de las principales tasas e impuestos por el PP y también por Ciudadanos y el voto en contra de la bancada del PSOE y de Ganemos, salvo en determinados aspectos en los que se abstuvieron. Como dato curioso, destaca que en todos ellos fue necesaria una segunda ronda de votaciones para que el alcalde, Alfonso Polanco, pudiera hacer uso de su voto de calidad al producirse sistemáticamente un empate, ya que no se encontraba en la sala el concejal popular Juan Antonio Marcos.

Con la aprobación de estas ordenanzas, el concejal de Hacienda, David Vázquez, defendió que Palencia se consolida como «la ciudad más barata para vivir» y señaló que, en la historia d la democracia, es la primera vez que se bajan los principales impuestos para lograr la generación de empleo, la reducción de la carga fiscal y, sobre todo, «que el dinero permanezca en el bolsillo de los ciudadanos y no de las instituciones».

Las ordenanzas aprobadas en el pleno suponen un descenso de tres de los grandes cinco impuestos: el Impuesto de Bienes Inmuebles (popularmente conocido como la contribución urbana), el Impuesto de Actividades Económicas y el de Construcciones y Obras. «Es una manera de devolver a los palentinos el esfuerzo que han realizado durante la crisis», señaló Vázquez, que se mostró especialmente orgulloso de sacar adelante unos impuestos y tasas que, por primera vez en muchas décadas, permitirán a los ciudadanos un mayor desahogo económico.

Vázquez detalló, ante las críticas de la oposición, que el Impuesto de Bienes Inmuebles grava efectivamente a todos los propietarios de bienes inmuebles, pero tiene un efecto beneficioso y multiplicador que va más allá, por ejemplo, entre los inquilinos que disfrutan de una vivienda en alquiler. En cuanto al IAE, el concejal de Hacienda reconoció que es a las empresas que facturan más de un millón de euros a las que se aplica esta reducción, pero todo ello redundará en una mayor creación de empleo y, por ende, de riqueza en la ciudad.

En cuanto al Impuesto de Construcciones (ICIE), explicó que afecta no solo a la obra nueva, sino también a las reformas y contempla además un tipo reducido que va vinculado a la eficiencia energética. «Insisto en que por parte del PP se ha buscado generar riqueza, devolver a los palentinos el esfuerzo económico que han realizado durante la crisis y aplicar la medida de que el dinero «está mejor en el bolsillo de los ciudadanos que en las arcas públicas de las instituciones».

El portavoz de Ciudadanos, Juan Pablo Izquierdo, detalló que esas rebajas en las tasas e impuestos van a redundar en todos los ciudadanos y aplaudió el cambio de tendencia en la carga impositiva municipal. También ensalzó la decisión del Ayuntamiento de beneficiar fiscalmente a las entidades bancarias que pongan los cajeros en las calles secundarias de los barrios. «Hace falta un cambio de actitud, necesitamos atraer empresas, mejorar la economía y evitar que la población siga reduciéndose», señaló.

Por su parte, el portavoz de Ganemos, Juan Gascón, lamentó que esta propuesta de ordenanza beneficie únicamente a quien posee más dinero, en vez de promover una mejor política social. Gascón propuso una revisión catastral que conlleve una modificación del IBI en función de la situación de cada inmueble, así como una tasa ecológica que permita que paguen menos quienes menos contaminan. «Es verdad que falta ambición para los negocios. Queremos un cambio de rumbo, pero ustedes no pueden dirigirlo porque no aplican el diálogo, ofrecen propuestas ya cerradas», acusó al PP.

Finalmente, el concejal socialista Carlos Hernández insistió en que considera que la bajada del IBI favorece a los grandes propietarios y reclamó medidas para poner en circulación las viviendas desocupadas. También Hernández se mostró pesimista sobre la posibilidad de que se generen empleos con la reducción del IAE. El PSOE votó en contra de la mayor parte de las tasas e impuestos, aunque apoyó los precios de la ORA, las nuevas tarifas del transporte urbano, los veladores, los puestos y las barracas, la utilización del subsuelo para telefonía, conducciones de gas, y también la ayuda a domicilio.

Fotos

Vídeos