La recuperación económica dispara la venta de cestas en Palencia

José Manuel Fernández, gerente de la distribuidora Saborea. /A. Quintero
José Manuel Fernández, gerente de la distribuidora Saborea. / A. Quintero

La tradición de regalar a clientes y empleados este tipo de productos regresa tras años de horas bajas por culpa de la crisis

M. ALONSOPalencia

Llevamos años escuchando que la recuperación económica ha llegado a las empresas españolas, que la crisis es cosa del pasado y que quedan atrás los malos tiempos. No obstante, parecía que los datos macroeconómicos no se veían refrendados con realidades plausibles en la calle, algo que poco a poco se ha empezado a notar en indicadores como el consumo, y prueba de ello son las cifras de ventas de cestas navideñas, que se han disparado este año, tal y como apuntan empresarios que se dedican al sector de la distribución de bebidas y productos gastronómicos.

Solo hay que escuchar al gerente de Saborea, José Manuel Fernández, para entender que corren nuevos tiempos para las empresas. «Este año hemos vendido unas 3.500 cestas y el año pasado hicimos unas 2.800», apunta Fernández que tiene un diagnóstico claro para evaluar este repunte. «La crisis tardó mucho en venir a Palencia y llegó para quedarse. Por desgracia, no tenemos tanto tejido industrial como otras provincias y estamos cogidos con alfileres con Fasa, Siro, Gullón, Trapa e Inmapa. Los autónomos peleamos y resistimos, pero parece que ahora todo vuelve a remontar», añade.

Saborea es una distribuidora de bebidas y alimentación que nació en 2014 y desde ese momento no ha dejado de crecer. En el primer año facturó 700.000 euros; en el segundo, 2,7 millones euros; en el tercero, 3,2 millones en Palencia y 700.000 euros en Valladolid;mientras que este año va camino de facturar 4,5 millones de euros tan solo en Palencia, unos números que dicen mucho del funcionamiento de la empresa y también del contexto.

Pero las buenas cifras no son propiedad exclusiva de Saborea y otra distribuidora como Almacenes Ricardo Fernández también tiene motivos para estar satisfecha, sobre todo en estas fechas. «Se ha recuperado la tradición de los regalos de empresa. Notamos un incremento el año pasado pero este año se han disparado aún más las ventas», explica Alfonso Fernández que asegura que no se han recuperado los niveles anteriores a la crisis pero que incide en que la facturación de este año ha subido en torno a un 30% con respecto al pasado ejercicio.

Otro de los aspectos que se ha notado este año es que ha mejorado la calidad de los regalos de empresa. «Las empresas que hacían regalos a sus clientes y empleados han mejorado la cesta, y los que no lo hacían desde hace tiempo han recuperado el espíritu navideño», apunta Alfonso Fernández, cuyas palabras fueron refrendadas por el gerente de Saborea. «El precio medio de las cestas que hemos vendido oscila entre los 90 y los 120 euros. Las tenemos desde 15 euros y la más cara que hemos vendido este año valía unos 1.800 euros», añadía José Manuel Fernández para dejar bien claro que hay detalles para todos los bolsillos, que la Navidad entiende más de intenciones que de carteras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos