El PSOE regional dará prioridad a Palencia en las elecciones locales

Antonio Casas y Ana Sánchez, rn la sede del PSOE./Marta Moras
Antonio Casas y Ana Sánchez, rn la sede del PSOE. / Marta Moras

La secretaria de Organización de Castilla y León anuncia que los socialistas preparan «un programa de gobierno» para «una alternativa decente»

FERNANDO CABALLEROPalencia

La secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez, ha anunciado este miércoles que Palencia será prioritaria en las próximas elecciones locales y autonómicas previstas para el tercer domingo de mayo de 2019. En su opinión, el PSOE palentino «es seña de identidad de buenos gobiernos y de buena gente, por lo que Palencia es objetivo prioritario de aquí a las próximas elecciones».

Sánchez ha participado en la sede del PSOE en una reunión con la dirección palentina con el fin de coordinar estrategias una vez que ha finalizado el proceso de renovación de la ejecutiva provincial, que concluyó con la reelección de Miriam Andrés como secretaria, en un proceso que la dirigente regional calificó de «ejemplar, que fue pionero y ha culminado eligiendo a los mejores, en este caso a Miriam Andrés, líder indiscutible del partido». A la reunión asistieron, además de Ana Sánchez, la secretaria provincial del PSOE, Miriam Andrés; el secretario de Organización de Palencia, Antonio Casas, y el procurador y portavoz de Empleo en las cortes, además de secretario de Innovación y Redes de la ejecutiva regional, Óscar Álvarez.

Tras la reunión, han comparecido ante los periodistas Ana Sánchez y el secretario de Organización de la ejecutiva provincial socialista, Antonio Casas, quien destacó la importancia de las elecciones de 2019 «porque nuestro propósito es construir una alternativa decente y nueva para Castilla y León». Casas destacó que «la despoblación y el empleo son los principales problemas de Castilla y León, y como no podía ser de otra manera, los problemas de Castilla y León son también los de Palencia».

Ana Sánchez, por su parte, comenzó su intervención refiriéndose a lo que en su día le llevó a ella y a otros militantes del PSOE a entrar en el partido, que es «tratar de mejorar la vida de nuestros vecinos». La dirigente socialista habló del inicio de una nueva etapa que se vive en la actualidad en las que las cosas van muy deprisa y el PSOE quiere quedarse descolgado». Para ello, los socialistas trabajan en «fortalecer la estructura interna del partido para ofrecer lo mejor de todos nosotros a los castellanos y leoneses». «Tenemos todos los ingredientes para poder hacerlo: líderes consolidados, Miriam Andrés en Palencia, Luis Tudanca en Castilla y León, y con buenos equipos recién elegidos», aseguró.

Ante estas bases, Ana Sánchez señaló que llega el momento del proyecto que presentará a las próximas elecciones generales. Un proyecto que definió como «alternativa decente» y que incluye un «programa de gobierno, no electoral, porque creemos que en Castilla y León se da la oportunidad histórica que los castellanos y leoneses no podemos desperdiciar». «La ruptura del bipartidismo perfecto que siempre hubo en nuestra comunidad autónoma permite tener la certeza fundada de que las próximas elecciones autonómicas y municipales serán determinantes», agregó. «Estamos convencidos de poder gobernar la comunidad autónoma, pero también provincias como Palencia», remachó.

La secretaria de Organización regional señaló que el PSOE quiere ofrecer a los ciudadanos «un proyecto de gobierno limpio, donde la transparencia, la participación y la rendición de cuentas sean señas de identidad, donde no se acumulen las comisiones de investigación n el parlamento autonómico, como sucede en este momento». Ana Sánchez calificó al gobierno de Castilla y León de «completamente agotado en un fin de ciclo imposible» y al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, de «desaparecido, completamente ajeno a los problemas de sus vecinos».

El programa de gobierno del PSOE, añade Sánchez, priorizará a las personas y situará en el corazón de la agenda política acabar con las desigualdades». Sánchez incidió mucho en lo que denominó «drama de la situación demográfica». En este sentido, recordó que en las próximas elecciones regionales se elegirán tres procuradores menos, en León, Salamanca y Segovia, por la pérdida de población. «La mitad de la población que pierde España la perderá en Castilla y León», aseveró, por lo que anunció que el PSOE pondrá énfasis en la lucha contra la despoblación y en denunciar la desidia y el abandono que la Junta de Castilla y León tiene con respecto a este tema».

Ana Sánchez anunció también que el PSOE aumentará el salario mínimo a 1.000 euros, pero sin chantajes y no condicionados a crecimiento que las propias previsiones del gobierno son incapaces de cumplir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos