El PSOE pide que la Diputación transfiera catorce millones a los ayuntamientos

Diputados provinciales del PSOE./El Norte
Diputados provinciales del PSOE. / El Norte

Los socialistas califican a la institución de «glotona» al absorber la mayoría de su presupuesto en ella misma

FERNANDO CABALLEROPalencia

El PSOE ha dado a conocer este martes las enmiendas que ha presentado al Presupuesto de la Diputación de Palencia que ha elaborado el equipo de gobierno del PP para el próximo año. Antes de especificar las propuestas, el portavoz del grupo, Miguel Angel Blanco, ha realizado una valoración negativa del documento, al que calificó de «continuista respecto al de este año con poco cambios», y se pregunta «si esa continuidad es lo que realmente Palencia necesita».

Las cuentas para el próximo año en la institución provincial demuestran «conformismo y resignación por parte de un equipo de gobierno que se empeña en no existir como tal». Según Blanco, las cantidades que ha difundido el equipo de gobierno no se corresponden con las que aparecen en el documento entregado a la oposición, reduciéndolas considerablemente. A inversiones se destina, según el PSOE, 11,6 millones (el PP habla de 19,9); A servicios sociales, 11,1 (18,7, según los populares); a empleo y desarrollo económico van 3,9 euros (el PP lo cifra en 14,6 millones), y en el apoyo a la gestión municipal difieren también las cifras: mientras que el PP dice que se destinan 5,7 millones, para los socialistas el dato se reduce a 2,2 millones. «¿Por qué enredar estas cantidades y aumentarlas?», se pregunta Blanco, para responder que se debe a que «se presenta un documento sin iniciativa, sin futuro, cumplidor de trámites, pero sin ningún tipo de ilusión». «Grandes titulares y enredos que lo que están tapando son las vergüenzas de su propio presupuesto». apostilló.

Para los socialistas, en el presupuesto de 2018 figura que en el capitulo de personal, la Diputación gastará 17,9 millones de euros, y en gasto corriente, 19,1, «en conjunto, el 55,79%», señaló Blanco, que contrapuso estos datos con los 7,8 millones que se destinan a transferencias corrientes y a inversiones reales, el 11,6%, el 29,27% en total. «Una diputación que debería de ser una institución que no tiene problemas para ingresar y debía ser netamente redistributiva se gasta casi el 56% de su presupuesto en gasto corriente y no llega al 30% lo que transfiere a los municipios, que es su gran objetivo».

La conclusión a la que llega el PSOE es que «la gestión del PP durante todos estos años ha creado una administración glotona, que fagocita sus propios recursos en el gasto corriente, que no resuelve problemas, sino que en muchas ocasiones genera otros problemas nuevos a los ayuntamientos». «El PP ha creado un monstruo de administración que se come sus propios recursos en su propia burocracia», apostilla.

El PSOE se ha planeado incluso presentar una enmienda a la totalidad - «es lo que merece el presupuesto del PP por no compartir este grupo su espíritu», asevera-, pero finalmente ha optado por propuestas parciales, aunque de gran envergadura económica y que suponen «una vuelta de tuerca al planteamiento del equipo de gobierno».

Los socialistas han presentado ocho enmiendas, siendo la primera de sustitución, mediante la cual proponen cambiar numerosas partidas, incluidas las de los Planes Provinciales, subvenciones y convenios con los ayuntamientos, que suman 14.006.949 euros, por otra de nueva creación en el capítulo 4 de transferencias de fondos objetivos a los ayuntamientos. «Los fondos tienen que ser un derecho de los ayuntamientos y la Diputación tiene que dejar de tener un planteamiento paternalista para generar frustración en los ayuntamientos que no son agraciados por la subvención, pero que han destinado esfuerzos para poder obtenerla», según justificó la enmienda el portavoz socialista, y añadió: «El acceso a los fondos públicos debe ser un derecho objetivo de los ayuntamientos y no solo un derecho de reparto de la institución provincial».

Miguel Ángel Blanco aseguró que esta enmienda «no supone ningún gasto a mayores, pero con la burocracia que se elimina se tendría que establecer un objetivo claro por parte de la institución provincial de alcanzar los 21 millones de euros en cuatro años para repartir de forma objetiva en todos y cada uno de los ayuntamientos».

Otras enmiendas son el aumento de las ayudas a la natalidad por un valor de 60.000 euros -«Es un derecho del ciudadano independientemente de que su ayuntamiento conceda la ayuda», matiza- y la aplicación de un millón de euros en el programa de extinción de incendios para la creación de un parque de bomberos profesional. Blanco recuerda que la Junta establece que la provincia Palencia debe tener tres parques de bomberos profesionales, en la capital, en Carrión de los Condes y en Aguilar de Campoo, quedando los otros como semiprofesionales.

Asimismo, se propone aumentar en 500.000 euros la cuantía para el fomento del empleo en el medio rural. «La Diputación está obligada, y más ahora con la que está cayendo en la provincia, a facilitar económicamente la instalación o el desarrollo de actividades económicas en el medio rural de una forma más clara y con más fondos», explicó el portavoz. Otra propuesta es la puesta en marcha de un plan de reconstrucción de viviendas en la provincia con un valor de 400.000 euros.

Miguel Ángel Blanco señaló que la financiación de estas cuatro últimas enmiendas, que suman 1.960.000 euros, se financiaría con la enajenación de la calle Jardines cumpliendo así el convenio de expropiación firmado por el Ayuntamiento de Palencia.

Las últimas enmiendas se refieren al aumento de la inversión para el castillo de Monzón de Campos en 200.000 euros, que justifica porque este inmueble es «el gran olvidado de los bienes de la Diputación y con un gran potencial para ser un centro dinámico»; el despliegue de la fibra óptica en el medio rural, creando una partida por un importe de 1,5 millones de euros -«Nuestros pueblos se están quedando inmersos en el apagón tecnológico, lo cual nos convierte en víctimas de algo que debía ser una oportunidad para el medio rural. La red puede ser nuestra puntilla o nuestra oportunidad para desarrollarnos. El PP apuesta por la puntilla porque no hace nada, nosotros apostamos por la oportunidad», añadió-; y la puesta en marcha de un programa de lucha contra las ruinas en los casos históricos por un importe de 300.000 euros.

Estas tres últimas enmiendas, que suman dos millones, se financiaría con cargo a un préstamo que se solicitaría a largo plazo de entidades financieras. «La Diputación tiene a día de hoy un endeudamiento del 32%, muy por debajo del 75% que permite la ley, por lo que hacer un presupuesto más expansivo y atendiendo a tipos de interés bajos puede ser para la provincia una oportunidad y no un lastre», concluyó Blanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos