Los polígonos de Palencia contarán con planes para recoger de forma selectiva la basura

Contenedor de vidrio en el polígono de San Antolín. /Antonio Quintero
Contenedor de vidrio en el polígono de San Antolín. / Antonio Quintero

La CPOE y el Consorcio de Residuos estudian soluciones concretas para cada tipo de demanda empresarial

José María Díaz Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZ DÍAZPalencia

No ha resultado fácil la introducción de la recogida selectiva de residuos en los hogares palentinos, y, de hecho, todavía un elevado porcentaje, más del que podría esperarse a estas alturas, de las basuras que se generan en los domicilios se depositan en el contenedor equivocado. Pero a pesar de todo, aun con sus lagunas, la concienciación ambiental de los ciudadanos y la necesidad de seleccionar en origen los diferentes residuos están ya plenamente asentadas en la sociedad y raro es el domicilio en el que no se hace algún pequeño esfuerzo para separar unos tipos de residuos de otros.

Sin embargo, este proceso ya habitual en los hogares aún no se ha extendido plenamente al mundo de las empresas, puesto que, aunque cuentan con una normativa específica y mucho más exigente, esta se limita a los residuos de tipo peligroso o a los que se producen como consecuencia de su proceso de producción. ¿Pero qué pasa con los muchos residuos no peligrosos que se generan en cualquier tipo de empresa? ¿Qué se hace con todo ese volumen de basuras que son asimilables a los residuos domiciliarios o con los desechos no tóxicos o peligrosos de gran volumen?

Por el momento, no hay una respuesta concreta y se está actuando con protocolos muy diferentes, e incluso en muchos casos depende de la concienciación ambiental de los responsables de cada empresa afectada.

Ante esta situación, muchos empresarios ya sensibilizados, pero también preocupados porque no disponen de recipientes ni de sistemas adecuados para efectuar ese proceso de reciclaje de basuras que sería aconsejable, han solicitado el amparo de la Confederación Palentina de Organizaciones Empresariales (CPOE), que ha recogido el guante y trasladado el problema al Consorcio Provincial de Residuos, participado al 50% por el Ayuntamiento de Palencia y por la Diputación.

No puede olvidarse que es un problema que no solo afecta a la capital palentina, sino a todos los municipios de la provincia, aquellos que disponen de polígonos industriales definidos, pero también aquellos, una buena parte de los pueblos palentinos, que albergan algún tipo de industria o pequeña empresa, o simplemente una explotación agropecuaria, puesto que, al fin y al cabo, el problema de los residuos resulta universal.

Diagnóstico

Por el momento, la Confederación de Empresarios ha elaborado un diagnóstico exhaustivo de las necesidades que presentan los industriales de la provincia y de los recursos que existen en estos momentos en cada zona. Se ha trabajado a partir de un estudio elaborado anteriormente por la Junta de Castilla y León, que ya estaba desfasado, pero que ya fijaba algunas de estas necesidades. Este estudio ha sido presentado al Consorcio Provincial de Residuos, que ha decidido implicarse activamente en la búsqueda de soluciones de forma conjunta a la CPOE, con el fin de profundizar en el tratamiento adecuado de los residuos en la provincia de Palencia.

Desde el Consorcio son conscientes de que hay muchas empresas que no disponen de ningún sistema correcto para la selección previa de las basuras no tóxicas ni peligrosas, o ni siquiera para las asimilables a los residuos domiciliarios. En muchos casos, no basta con los contenedores para la recogida de basuras orgánicas que se encuentran instalados en la mayor parte de los polígonos industriales, puesto que muchas pequeñas empresas y también medianas generan papel y cartón o envases, que no pueden depositar de forma adecuada en ningún recipiente, puesto que no hay contenedores azules o amarillos en los polígonos, ni siquiera en lo de la capital.

«Cada día hay mas empresarios a los que les duele tirar el papel al contenedor de orgánico. Lo sabemos, pro no se pueden poner contenedores de recogida selectiva azules o amarillos en los contenedores, porque seguramente se llenarían de residuos que no son los adecuados y, al final, contaminaríamos los camiones de recogida selectiva. La solución no puede limitarse a colocar unos contenedores, porque eso no va a solucionar nada, hay que buscar otras fórmulas, auténticos modelos de gestión, que puedan aplicarse a los diferentes casos», explicaba ayer la gerente del Consorcio de Residuos, Mercedes Cófreces, quien plantea la importancia de que sean los propios empresarios los que estén verdaderamente dispuestos a implicarse en el proceso.

Por su parte, el presidente de la Confederación Palentina de Organizaciones Empresariales, José Ignacio Carrasco, recordó ayer que el problema se agrava en el medio rural, en el que es aún más difícil acceder a contenedores u otros sistemas de gestión. «No nos referimos a los residuos que se generan por la propia actividad industrial, porque, en ese sentido, todos los empresarios contamos con un gestor autorizado de residuos. Se trata de otras basuras que se pueden generar en cualquier empresa, como plásticos voluminosos, grandes paquetes, palés. En muchos casos se trata de pequeños empresarios que no tienen la posibilidad de contratar un gestor, ni de deshacerse de todos estos residuos de una forma correcta», explicaba José Ignacio Carrasco.

Diferentes modelos

Así, la CPOE y el Consorcio de Residuos tratarán de encontrar diferentes modelos de soluciones para demandas concretas, como la unión de empresarios con necesidades similares para que, todos juntos puedan contratar gestores especializados que puedan fijar rutas de transporte por toda la provincia para recoger esos residuos y otorgarles el tratamiento adecuado. «Tenemos que fomentar la gestión colectiva, aglutinar a pequeños empresarios que de otra forma nunca podrían acceder a un gestor especializado de residuos, pero, al estar unidos, sí pueden llegar y pueden generarse rutas de recogida en la provincia. Desde el Consorcio podemos trabajar para facilitar los contactos y la organización», indicó Mercedes Cófreces, quien también apuntó como propuesta la creación de pequeños puntos limpios tanto en las zonas rurales o los polígonos para la recogida selectiva de envases o papel y cartón, con el fin de que haya un control y unas medidas de seguridad. «No podemos colocar contenedores sin más, no serviría de nada, pero sí pueden buscarse fórmulas que puedan tener un poco de seguridad, una cierta vigilancia, para que no se deposite alegremente cualquier cosa, porque ese no es el objetivo», recalca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos