El Pleno de Carrión da por fin luz verde al proyecto del gimnasio

Pleno de Carrión de los Condes. /César Ceinos
Pleno de Carrión de los Condes. / César Ceinos

El Consistorio también solicitó una subvención a la asociación comarcal Araduey-Campos para cubrir el 30% del coste de la obra

CÉSAR CEINOSCarrión

El Pleno del Ayuntamiento de Carrión de los Condes aprobó la construcción del gimnasio en el antiguo colegio público Marqués de Santillana de la localidad jacobea. El proyecto del equipo de gobierno, compuesto por cinco concejales de Ciudadanos y del PSOE, obtuvo a l fin el miércoles el respaldo unánime de los seis miembros de la oposición (PP y el edil no adscrito André Escobedo) un mes después de que esta lo rechazara en primera instancia.

El alcalde, José Manuel Otero, señaló que la única variación entre la anterior propuesta y la que, a la postre, recibió luz verde es la forma de financiación. «Los 277.584,72 euros de la obra serán sufragados con fondos propios (100.000 euros), con la venta de una vivienda municipal (87.000 euros) y con una subvención del grupo de acción local Araduey – Campos», explicó el primer edil. Esta ayuda, que fue solicitada en el mismo punto del orden del día, rondará los 90.000 euros, el 30% del coste de los trabajos. En cambio, la aportación de los próximos Planes Provinciales se dejará para otras intervenciones porque la prestación reclamada a la institución comarcal es incompatible con cualquier subvención. Por su parte, los 50.000 euros directos de la Diputación destinados a esta dotación servirán para pagar el equipamiento, lo que hace que la inversión prevista ascienda a un total que se acerca a los 320.000 euros.

Desde la bancada popular, pese a dar su apoyo a este plan, no cesaron las críticas al mandatario carrionés. Su líder, Javier Villafruela, manifestó que nunca han estado en contra del gimnasio y señaló que para dar el visto bueno al proyecto querían resolver sus dudas respecto al pago de la obra y la compra del mobiliario, así como una explicación sobre la gestión y la viabilidad de la construcción. Después de analizar los datos y la última variación relativa al tema económico, el diputado provincial aseguró que la cantidad que invertirá el consistorio por la edificación es muy elevada. «Los vecinos deben de saber que el Ayuntamiento hará el esfuerzo más grande de las últimas décadas», manifestó el líder del PP, que matizó que el dinero proveniente de la casa vendida también saldrá de las arcas locales. Asimismo, instó al equipo de gobierno a estudiar una reducción en el coste anual de la instalación, que cifró en 40.000 euros sin contar con los gastos corrientes.

Ciertas frases de Villafruela, especialmente las relacionadas con la falta de información, no gustaron nada al regidor, que manifestó que la obra ya gozaba hace semanas de todos los permisos y que tenía financiación. Otero defendió siempre su manera de actuar citando todas las referencias al gimnasio que aparecen en las actas plenarias y de la Juntas de Gobierno Local desde julio de 2016, fecha en la comenzó a gestarse esta idea, pero el dirigente popular le respondió que esas comunicaciones llegaron siempre a posteriori.

Respaldo socialista

El alcalde tuvo el respaldo del portavoz del PSOE, Olegario Ramos, quién aseguró que los datos se los facilitaron a los populares debidamente. Pese a que todos votaron lo mismo, reproches como estos, principalmente entre el alcalde y el jefe popular (el concejal no adscrito prefirió no tomar la palabra), se prolongaron durante todo el debate hasta el desenlace final con el acuerdo que permitirá a Carrión tener gimnasio.

Tras la ratificación de esta propuesta del pleno, los siguientes pasos para que esta instalación sea una realidad son la concesión de la subvención por parte de Araduey-Campos y la aprobación de los presupuestos municipales de 2018, que serán elevados a un pleno extraordinario que convocará próximamente el primer edil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos