El Plantío, todo un escaparate en Carrión

La francesa Aurélie Soisnard imparte un taller para niños. / César Ceinos

El municipio jacobeo espera que la XXVII Feria de Turismo y Artesanía derive aún en una mayor afluencia turística

El parque de El Plantío se transforma un año más en un gran escaparate al que acercarse para adquirir unas ricas viandas o un buen regalo y diseñar un viaje cultural. Este recinto verde, la principal zona de esparcimiento para los vecinos de Carrión de los Condes y muchos de los visitantes que acuden en verano al río o al camping, acoge la vigesimoséptima Feria de Turismo y Artesanía del Camino de Santiago, que se ha inaugurado este sábado con la presencia de 82 expositores procedentes de toda la geografía española.

Los vendedores saben que la mayor concentración de público tiene lugar este domingo por la tarde, por lo que no quisieron hacer previsiones erróneas durante las primeras horas de certamen, que fueron inesperadamente tranquilas. No obstante, algunos comerciantes llevan acudiendo a este evento comercial durante muchos años, lo que deja entrever que tiene tirón entre los artesanos. De hecho, desde el consistorio indicaron que en determinados sectores, como el del cuero y la bisutería tuvieron que hacer criba. «Hemos seleccionado a gente y rechazado alguna solicitud para evitar que se repitieran muchos productos», declaró el concejal de Cultura, Turismo y Educación, Fortunato Caminero, que estuvo acompañado en el corte protocolario de cinta por el alcalde, José Manuel Otero, y los diputados Javier Villafruela y Juan Cruz Vidal, entre otros.

En cambio, otros empresarios, como el segoviano Gaudencio San Bruno, han podido sumarse este año a la cita carrionesa y está a la espera de los primeros resultados, que determinarán qué hará dentro de doce meses. «Si todo va bien, volveré; si no, no», comentó el artesano de Cantalejo, que construye artículos agrarios de decoración y los ha llevado a muchos pueblos de la región. Los organizadores, por su parte, esperan que todo salga como está planeado. «Las expectativas son las mismas que en 2016, aunque sabemos que es difícil superar la cifra de asistentes porque tenemos que competir con otros eventos en la provincia, como el Festival del Cangrejo de Herrera de Pisuerga o la Feria de la Cerámica Manuel Ceinos de Paredes de Nava», afirmó el edil.

La zona institucional está copada por las instituciones locales de provincia de Palencia. La Diputación presume de la Villa Romana de la Olmeda, mientras que los ayuntamientos de Guardo, Paredes de Nava, Saldaña, Frómista o Astudillo ofrecen los productos elaborados por sus vecinos y además muestran los principales recursos de las localidades. También hay casetas del concejo de Ponteareas (Pontevedra), de Sahagún (León), de la Federación de los Sitios Cluniacenses, de la Junta de Castilla y León y de los Amigos del Camino de Santiago, que, como llevan haciendo desde hace treinta años, promueven un viaje kilométrico por el norte de España desde los Pirineos hasta la capital gallega.

¿Y los anfitriones? Los carrioneses ocupan el centro del parque con su nuevo mostrador, con el que pretenden llamar la atención a los turistas gracias al rico patrimonio religioso, la naturaleza y la fiesta del Corpus Christi. Asimismo, en este lugar se dio a conocer el nuevo plano de la localidad, que ya se puede solicitar en la oficina de información. Esta elaborado por Ilustre Palencia, una marca integrada en Pin Estudios, un gabinete de arquitectura, ingeniería y diseño que también ha creado el moderno callejero de la ciudad de Palencia o el mapa del itinerario castellano lebaniego. Sus responsables, Marina Cantero y Alejandro Baranda, explicaron que han dado mucha importancia a los monumentos y al Camino de Santiago. «Se reconoce que es nuestro porque tiene muchos dibujos característicos», manifestaron ambos.

La zona de promoción se completa con los puestos de la asociación de Balnearios de Castilla y León, del monasterio de Santa Clara, que vende su tradicional repostería; de la Fundación San Cebrián, de Manos Unidas Carrión, que sigue con su campaña para financiar unas viviendas para indígenas en Filipinas, y del grupo de acción local Araduey-Campos, en la que se puede observar una colección de palomares en miniatura.

En el lado de los artesanos, conviven comerciantes del mundo de la joyería, madera, mimbre, alimentación o ropa, por indicar cinco de los negocios más visibles. Pese a lo variopinto de sus productos, los vendedores, en líneas generales, coinciden en defender su trabajo y explicar que hacen todo el género con sus propias manos, como Acindino Campo de Villasur de Ucieza (una pedanía de Saldaña), que se tiró toda la mañana haciendo escriños. El Ayuntamiento los apoyó incluyendo varias demostraciones y talleres en el programa oficial de la feria. Hoy habrá tiempo para más clases magistrales.

Los empresarios tratarán de sacar hoy el máximo rendimiento posible a su estancia en Carrión de los Condes. La música que despedirá esta edición correrá a cargo de Parrus Dixie Band, que actuará a partir de las 20:30 horas. Noventa minutos antes actuará la compañía Payasos Alonso y Hermanas Rampín, que presentará la obra ‘El disparatado mundo de Alonso y Hermanos Rampín’. Asimismo, durante toda la jornada se podrán visitar las muestras pictóricas de Áurea Mayordomo y Jesús Salán, así como la colección de libros gigantes de Emilio Torres, la exposición de cuadros elaborados por Alberto Izquierdo mediante la técnica del pirograbado y el compendio de obras que se pintaron durante el decimonoveno concurso de pintura rápida que se celebró el 1 de julio.

Fotos

Vídeos