Las personas con discapacidad de Palencia piden que se tengan en cuenta sus capacidades

Asistentes a la lectura del manifiesto con motivo del Día de la Discapacidad. / Manuel Brágimo

250 personas forman una cadena humana entre la Plaza Mayor y el monumento a la Mujer

FERNANDO CABALLEROPalencia

Este domingo, 3 de diciembre, se celebra el Día de las Personas con Discapacidad. La ciudad de Palencia no ha sido ajena a esta jornada, en la que todas las asociaciones que trabajan con estas personas se han unido en una iniciativa que ha llenado de color el tramo de la Calle Mayor entre la Plaza Mayor y el monumento a la Mujer.

La convocatoria ha sido realizada por la Federación Provincial De Asociaciones de Personas con Discapacidad de Palencia (Fedispa). 250 personas que portaban globos de muchos colores han participado en la cadena humana. Personas con discapacidad y familiares formaron el grupo de la cadena, además de directivos de las asociaciones. A ella se han sumado el concejal de Servicios Sociales Luis Ángel Pérez Sotelo, y el gerente territorial de Servicios Sociales, Eduardo García Brea, además de varios concejales del PSOE.

Ya en el monumento a la mujer se ha leído un comunicado en el que representantes de cinco asociaciones han reclamado que se tenga en cuenta las capacidades de estas personas. «Los derechos de las personas con discapacidad como ciudadanos, muchas veces dependen de la accesibilidad universal. Accesibilidad universal significa que no hay dificultades para entrar por ejemplo, a los edificios públicos, a los transportes, comprender la información escrita en los hospitales, museos, restaurantes... Es decir, disfrutar de lo que la sociedad nos ofrece sin discriminaciones ni exclusiones por tener discapacidad física, sensorial o intelectual», aseguró uno de los usuarios de las organizaciones.

También se reclama a los gobiernos públicos que faciliten la accesibilidad en todos los espacios. «Que cumplan la Ley, que inviertan más dinero en accesibilidad, y que apoyen con más fuerza la importancia de la accesibilidad en las vidas de muchas personas».

Por último, las asociaciones que velan por las personas con discapacidad exigirán que apoye más la formación de los profesionales que hacen planes, diseñan y trabajan por hacer más accesible nuestro entorno».

El acto, que en todo momento fue muy festivo y de convivencia, terminó con la suelta de los globos -«Ahí van los sueños de todas las personas con discapacidad. Esperemos que algún día se cumplan», aseguró Leonor Ramos, periodista y trabajadora de la Fundación San Cebrián-, una degustación de sopas de ajo, mientras que usuarios del Centro Villa San José vendían plantas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos