Palenzuela conoce sus tesoros

Los vecinos siguieron atentos las explicaciones de José Luis Calvo sobre la capilla de los Salazar..
Los vecinos siguieron atentos las explicaciones de José Luis Calvo sobre la capilla de los Salazar.. / Luis A. Curiel

El delegado diocesano de Patrimonio ofreció la charla inaugural de la Semana Cultural sobre la riqueza del patrimonio local

LUIS A. CURIELPalenzuela

Palenzuela celebra la XX Semana Cultural Fuero de Palenzuela, una cita que cuenta con numerosos actos para disfrute de vecinos y visitantes. El delegado diocesano de Patrimonio y director del Museo Diocesano de Palencia, José Luis Calvo Calleja, ofreció la conferencia inaugural con el título ‘Los tesoros de la parroquia de Palenzuela’. Con este acto, los vecinos se introdujeron en la historia de algunas de las piezas más importantes de su patrimonio.

«Palenzuela ha sido una de las villas más importantes de Palencia, que perteneció a la Diócesis de Burgos. Aquí vivieron hombres y mujeres que realizaron importantes obras y fundaciones. Por eso, es importante que profundicéis en vuestras raíces históricas, culturales y políticas, que son vuestras raíces de fe que debéis transmitir con orgullo», comentó José Luis Calvo.

La conferencia ahondó en cuatro tesoros de la parroquia de San Juan Bautista: dos cruces parroquiales, una cruz conventual y la capilla de los Salazar. Después de comentar los datos relacionados con la construcción del templo, los vecinos conocieron más a fondo sus tesoros y el contexto en el que fueron creados. La primera pieza comentada fue una cruz parroquial, de los siglos XIV-XV, que representa el árbol de la vida, con los nudos propios de la madera realizados en cobre. Esta cruz cuenta con un importante valor histórico, religioso y simbólico, con referencias al mundo, al alfa y omega que es Dios.

La segunda cruz parroquial data de finales del siglo XV y en ella están representados los cuatro evangelistas, además de las flores de lis como símbolo del Espíritu Santo. En esta pieza falta la imagen de Dios Padre y aparecen también los apóstoles. Se da la circunstancia de que Palenzuela cuenta con dos cruces parroquiales al tener originalmente dos parroquias, la de Santa Eulalia y la de San Juan Bautista.

La cruz procede del antiguo convento franciscano de la villa y data de finales del siglo XV o principios del siglo XVI. Está decorada con cardinas como símbolo de la eternidad. Es una pieza en la que aparecen los apóstoles y santos padres de la iglesia como símbolos de la tradición, además de distintos santos franciscanos. También se representa el pelícano como símbolo de la Eucaristía. «Los fieles solían esmerarse para hacer las cruces parroquiales, que son cruces de vida que representan a las comunidades cristianas. Son cruces-guía con un importante simbolismo», indicó Calvo Calleja.

Posteriormente, los asistentes a la conferencia profundizaron en la capilla funeraria de los Salazar, también conocida como Capilla de la Inmaculada Concepción. Fundada por el mercader Lope Fernández de Salazar y su mujer Isabel –natural de Palenzuela–, se trata de una capilla privada que fue construida para enterrarse, privilegio concedido por su importante colaboración económica con las obras del templo parroquial. Fue precisamente su hijo Juan Fernández de Salazar el encargado de levantar esta capilla en el siglo XVI y que en su origen estuvo totalmente policromada, conservándose actualmente algunos fragmentos de la policromía original.

Fotos

Vídeos