«Los palentinos fallamos en que nos da vergüenza contar lo bueno que tenemos»

María José Ortega, alcaldesa de Aguilar de Campoo./Nuria Estalayo
María José Ortega, alcaldesa de Aguilar de Campoo. / Nuria Estalayo

María José Ortega, alcaldesa de Aguilar de Campoo, está convencida de que el polígono industrial terminará llenándose

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

2018 debe convertirse en el año de Aguilar. La celebración de la exposición de las Edades del Hombre, unida a destacados aniversarios, como el trigésimo del Festival Internacional de Cortos de Aguilar (FICA) o los cincuenta años de la biblioteca, deben servir de estímulo para el relanzamiento cultural, turístico y económico de una localidad, asentada ya plenamentea como segundo municipio de la provincia y referente por excelencia del desarrollo de la industria de transformación agroalimentaria.

–¿Cómo afronta Aguilar de Campoo un año como este 2018 plagado de celebraciones y aniversarios?

–Aguilar está exultante. La gente está con muchas ganas. La expectativa que ha despertado ha sido excepcional, ha sido buenísima. Toda la población está ilusionada, colaboradora... La verdad es que la predisposición no puede ser mejor.

–¿Pero todo se reduce a Las Edades del Hombre o hay algo más?

–Hombre, Aguilar es un pueblo con la suficiente envergadura y empaque para, ya de por sí, generar expectación y atractivo, pero sí es verdad que, entre todas las actividades que se van a desarrollar, Las Edades nos ha dado ese punto a mayores, ese plus de atractivo, que yo creo que no va a decepcionar a nadie. Es más, yo creo que todos aquellos que no nos conozcan y vengan van a quedar plenamente satisfechos. Van a encontrar mucho más de lo que se esperan, ya no solo por Aguilar, sino también por todo lo que hay a su alrededor. Van a tener la oportunidad de conocer la Montaña Palentina, y estoy convencida de que es en esto en lo que tenemos que hacer el esfuerzo, porque hay que difundir lo que tenemos. Y quien lo conoce, repite.

–Vamos a vender Aguilar ¿Al margen de la extraordinaria colección de arte religioso que es la muestra de Las Edades, qué se va a encontrar el visitante que llegue hasta Aguilar?

–Pues se va a encontrar un municipio castellano, muy atractivo, conjunto histórico artístico, con numerosos monumentos, con muchísima historia y patrimonio, pero también con una actividad económica y social muy importante, tanto que al visitante le va a sorprender. Cuando alguien piensa en un municipio de 7.000 habitantes no se imagina el dinamismo que tiene Aguilar, lo urbanita que es esta localidad, si se me permite la expresión, pero a la vez, alardeando del medio rural. Porque la gente debe entender que el medio rural puede también tener ese plus de urbanita. Quien venga, va a conocer un territorio maravilloso, se va a encontrar con tota la riqueza natural que tiene la Montaña Palentina, con un montón de pueblos que tienen muchísimo arte y patrimonio, pero también mucha actividad. Es como quien abre un gran paquete pensando que está lleno de papel para tejer algo que es muy valioso. Puesaquí es valioso todo lo que hay en el contenido.

–¿Se presenta entonces Aguilar como el gran foco del que irradian las principales acciones culturales, sociales y económicas de la Montaña?

–Yo lo he definido recientemente como el epicentro de un gran terremoto. Aguilar es el epicentro de una gran actividad, con un atractivo turístico, de interior, cultual, patrimonial, paisajístico, etnológico, hasta geloógico, con el geoparque de Las Lora..., que genera pequeñas réplicas en cada uno de esos municipios que salpican nuestra Montaña Palentina e incluso nuestra provincia. Y a diferente escala, podrá encontrar en cada uno de esos sitios, parte del dinamismo que caracteriza a a Aguilar.

–Habla usted de dinamismo en una situación tan grave de despoblación, que da la impresión de que pronto el medio rural va a estar totalmente avocado a la desaparición, a cerrar los pueblos...

–Me niego, rotundamente me niego. Nunca lo voy a aceptar. Hay quien puede pensarlo, pero yo quiero decir desde aquí que el medio rural es el verdadero sostén del medio urbano. Todo lo que demanda el medio urbano se produce, se genera, en el medio rural. Quien cree de veras que el medio rural está avocado a la desaparición, se equivoca por completo. Yo, además, alardeo de que en Aguilar la gente joven sale a estudiar fuera y apuesta por volver a su municipio y trabajar aquí. Eso es lo que debemos inculcar a nuestras nuevas generaciones.

–Lo que sí es indudable es que hay un proceso de despoblación amplio en muchas zonas de la provincia...

–Sí, es cierto, y no lo podemos negar. Tal vez, porque hace tiempo alguien cometió el error de creer que había que formarse y marcharse fuera porque no había oportunidades aquí. Pero esto no es así. Las oportunidades las creamos nosotros. Mis padres siempre pelearon, y no solo los míos, muchos de esta zona, para que nos formásemos fuera, pero para que volviésemos a nuestra tierra lo mejor y a sacar de ella, lo mejor. Y yo creo que esa es la filosofía que debemos mantener aquí en Aguilar y en todo el territorio.

–¿Luego Aguilar ofrece un futuro para que regresen esos jóvenes que salen a estudiar?

–Yo creo que sí. Ahora, no pone las cosas fáciles, no nos engañemos. Pero tampoco Madrid las pone fáciles, ni Valladolid. Ninguna ciudad en las que la competitividad para buscar trabajo es más exigente les ofrece unas mejores oportunidades y más inmediatas. Aguilar ofrece oportunidades, pero hay que ser ambicioso, y hay que creer en aquello para lo que nos hemos formado y en el proyecto de vida que queremos materializar en nuestro municipio. Pero yo estoy segura, y así lo demuestran muchísimos jóvenes, que es posible, es viable y con una calidad de vida que ya la quisieran tener en muchas ciudades. Y además tener tan cerca esos complementos que, a veces, justifican que la gente se vaya a vivir a una ciudad.

–Lo que sí está claro es que Aguilar se ha convertido en los últimos años en el segundo municipio de la provincia, que no lo era...

–Pues efectivamente, no lo era, y no nos vamos a engañar, no ha sido solo por méritos propios. El dinamismo económico que tenemos está ahí, la industria agroalimentaria lo demuestra, pero también es cierto que hay otros municipios que eran muy importantes, como Guardo, que era el primero, pero estaba vinculado únicamente a un sector que dio en crisis, como es la minería, y esos pueblos se vinieron a menos. Los pueblos que se quedan solo con población de edad avanzada, van perdiendo poco a poco.

–¿Y Aquilar pierde?

–A ver, perdemos muy poco. El porcentaje, en comparación con otras zonas de la provincia, es muy pequeño. Tenemos en torno a cincuenta nacimientos al año, que es un dato muy excepcional, y ha habido años que más. Eso es un lujo, y además demuestra que hay un relevo generacional. Pero sí, es cierto que hay zonas de la provincia que se están despoblando. Por ello, creo que tenemos que apostar por todo aquello que tenemos. Aquí nadie va a regalarnos nada, pero tendremos que ser los primeros en vender eso que tenemos. Mi padre, que fue un hombre polifacético en el trabajo, siempre me decía que si ibas al mercado a vender y solo hablabas de lo malo, no lo vendías. Solo se vende si se habla de las virtudes y beneficios que tiene ese producto que quieres vender. Mientras sigamos diciendo que el medio rural se muere, que no tiene futuro ni posibilidades, pues nadie se va a plantear venir a hacer realidad un proyecto en Aguilar, pero lo cierto es que la gente lo está haciendo. Ahí tenemos a una chica que se fue a hacer Turismo a Madrid y decidió volver a poner un hotel en Olleros de Pisuerga y le va fenomenal, por poner solo un ejemplo. Luego los primeros que tenemos que convencernos de que nuestro producto es excepcional somos nosotros mismos. Luego, tenemos que saber venderlo. Y ahí es donde empezamos a fallar los palentinos, que nos da vergüenza contar lo bueno que tenemos. Que no, hombre, que no, que tenemos que esta orgullosos, igual de orgullosos que está esta alcaldesa de su pueblo y de su tierra. Por eso muchas veces me dicen, lo vendes estupendamente bien. Sí, pero no te lo vendo, te lo ofrezco.

–¿Bueno, y qué ofrece de Aguilar para este año, cuáles son esos retos de futuro que se plantean desde el Ayuntamiento para intentar todo este dinamismo que está girando en torno a Aguilar?

–Pues sobre todo, atender al turista. Cuidar la oferta de entretenimiento, la oferta de ocio, la oferta cultural, pero no solo de Aguilar, sino de todo el entorno, porque creemos que es suficientemente buena, de calidad, rica y variada, como para que se planteen la posibilidad de venir. El reto que tenemos desde el Ayuntamiento es que la atención que reciba el turista desde todos aquellos sectores que generan economía sea profesional y buena, que se lleven un buen recuerdo. Y por otra, parte, el propio Ayuntamiento tiene que garantizar la prestación de servicios de calidad y que nuestra oferta cultural sea excelente. Porque eso es lo que nos va a garantizar que vuelvan, ellos, pero también con mas gente, y que nos convirtamos así en ese punto de referencia, que sea algo más que venir al pueblo a pasar unos días. Que entiendan que venir a Aguilar es venir a buscar calidad de vida, entretenimiento, obras de teatro destacadísimas, una muestra de artistas callejeros, que en cualquier otro sitio verlos cuesta una pasta y aquí los voy a ver gratuitos o por muy poca cantidad.

–¿El turismo es la piedra de salvación?

–El turismo es un motor más de actividad en el medio rural, pero no es el único. Son muchos y son complementarios. Aguilar tiene que convertirse en un producto con las mayores y las mejores prestaciones.

–Entre estas prestaciones está la industria agroalimentaria, a la que se debe mucho...

–Hombre, es indudable de que es un referente, tanto que cuando alguien habla de Aguilar, piensa en las galletas. Ahora están Gullón y el grupo Siro, pero tendremos más industria. Ofreceremos galletas, desde luego, pero a lo largo de este año también veremos nuevos proyectos empresariales que va a ofrecer más que galletas y que van a hacer que Aguilar sea más atractivo y más interesante.

–¿Va a crecer entonces el polígono industrial?

–Sí, puedo decir que sí. Hoy ya puedo decir que vamos a llenar el polígono industrial.

–Pero para todo esto hacen falta buenas infraestructuras de comunicación y algunas están paradas, póngase reivindicativa...

–Yo siempre lo soy. ¿Saco la lista? Pues la saco. La primera, la autovía de Burgos, fundamental, para que realmente despegue ese polígono. Pero la burocracia en este país a veces es imposible y nos tiene empantanados. Se ha propuesto resolver el contrato que existe para sacar adelante el proyecto, porque hace falta para ya. Es imprescindible, como el centro de salud, porque el que tenemos es diminuto. Pero aquí, la Junta ha sido sensible a nuestras demandas y nuestros argumentos y va a hacerse tal y como lo necesita Aguilar. Y en cuanto al Ave a Cantabria, pues aquí también tenemos que ser contundentes. Ya tenemos los proyectos hasta Alar y vamos a seguir siendo reivindicativos para que llegue a Aguilar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos