«En Palencia trabajamos como si fuésemos objetivo prioritario de los terroristas»

Juan Martínez Ros, en su despacho de la Comandancia. /Marta Moras
Juan Martínez Ros, en su despacho de la Comandancia. / Marta Moras

El teniente coronel de la Guardia Civil, Juan Martínez Ros, ve a la provincia «segura» y alerta de las estafas en Internet, los delitos que más se repiten

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICO

Nacido en 1973 en Cartagena, el teniente coronel de la Guardia Civil Juan Martínez Ros cumplió 44 años coincidiendo con su toma de posesión el pasado 25 de julio como jefe de la Comandancia de Palencia. Y en estos dos meses en su nuevo destino, sus expectativas profesionales se han visto superadas, se nota que su ilusión al frente del instituto armado en la provincia es máxima.

–Tomó posesión de su cargo el pasado 25 de julio. ¿Cómo han transcurrido para usted estos dos primeros meses al frente de la Comandancia de Palencia?

–Como dije en la toma de posesión, me hacía mucha ilusión, porque para un guardia civil es una de sus expectativas. Todos los guardias que entramos con mi promoción, que fuimos 31, queríamos mandar una Comandancia, que es donde uno ejerce mando. aunque yo fui capitán de compañía en Calpe (Alicante), que también ha sido una de las fases más divertidas que he tenido. Lo que he intentado es conocer la mayor cantidad de puestos en estos dos meses que llevo en Palencia para saber en qué situación se encuentran y qué necesidades tienen, ir conociendo en cada puesto qué idiosincrasia tiene. Tenemos muchos guardias que llevan aquí mucho tiempo y que no son de Palencia, están de paso y eso se nota. La gente sigue manteniendo la ilusión, porque los guardias civiles de Castilla y León son serios, respetables y buenas personas, pero cada uno quiere estar en su casa. Tenemos muchos guardias gallegos, de León y de Valladolid, que están como en una especie de intervalo, pero estoy contento de la gente que tenemos.

–¿Ha notado mucho cambio de Segovia a Palencia? ¿Y de ser segundo de una Comandancia a pasar a ser su máximo responsable?

–Segovia y Palencia se parecen mucho, aunque Palencia es más ciudad que Segovia.Segovia tiene mucha vida en horario diurno, pero son casi 30.000 habitantes menos en población. Antiguamente sí que había mucha delincuencia en Segovia que exportaba Madrid, pero se ha reducido y hay una delincuencia más controlada. En cuanto a ser máximo responsable de una Comandancia, es un cambio y una responsabilidad, porque el jefe de la Comandancia, para lo bueno y para lo malo, es el responsable de todo lo que sucede en ella. La misión de un comandante, tanto la del de personal de apoyo como la del de operaciones, es asesorar al mando, pero la responsabilidad es siempre del mando, y sí que se nota. Pero para esto también nos forman, el periodo de comandante es formarte para que cuando seas teniente coronel tomes decisiones reflexivas y mesuradas. Las Comandancias son distintas a las demás unidades operativas. Aquí es mucho más trabajo de dirigir, pero también económico-administrativo. No movemos mucho dinero, pero sí movemos muchas pequeñas cosas. El jefe de la Comandancia tiene un amplio abanico de trabajo, no solo operativo.

–Su juventud y su dilatada trayectoria presuponen que la estancia de Juan Martínez Ros en Palencia no será muy larga...

–El general de la zona y la cadena de mando han confiado en mí para que, recién ascendido, pueda mandar la Comandancia de Palencia, así que me queda un tiempo prolongado de siete u ocho años.

–En estos dos meses, ¿qué primera radiografía hace de la Guardia Civil en Palencia? ¿Está satisfecho con el catálogo de efectivos y los medios materiales con los que cuenta el cuerpo en Palencia?

–En Palencia tenemos de todo un poco:un poco de investigación, un poco de seguridad ciudadana, una intervención de armas muy potente porque aquí tenemos una fábrica de armas... Lo que sí me gusta es que esas especialidades se han fomentado y se trabaja muy bien, todos los guardias civiles de Palencia asumen su trabajo con un alto grado de eficacia. El catálogo de guardias civiles en Palencia es suficiente, somos más de 700 guardias, pero yo siempre quiero lo mejor y mi trabajo será pedir que tengamos lo mejor e intentar conseguirlo, pero los medios tanto personales como materiales de la Comandancia son buenos.

–En la provincia hay 33 cuarteles. ¿Son necesarios todos o se tiende a la reagrupación?

–Siempre que un cuartel dé servicio de atención al ciudadano con corrección, se debe mantener. La institución deberá pensar en las reorganizaciones cuando no se dé ningún servicio en esos puestos, si no sí que se deben mantener.

–Pero en una provincia como Palencia, con tanta despoblación...

–La despoblación dificulta la vida de los guardias civiles que están en esos puestos, porque hay puestos en que los guardias civiles suponen el 10% de la población en esos municipios. Lo que pasa es que nosotros estamos para dar servicio al ciudadano donde nos toca.

–Haga un primer análisis de la delincuencia en la provincia. ¿Qué delitos ha podido comprobar que se repiten con más frecuencia y cuáles son los que más le preocupan?

–Los que se producen con más frecuencia son los delitos leves, y sobre todo los relacionados con estafas a través de Internet. Es lo que más aumenta y suponen casi el 50% de los delitos que vemos todos los días. Y los delitos que más me preocupan son los robos con violencia o intimidación, como el atraco en la entidad bancaria de Dueñas. En esos delitos tenemos que volcar toda nuestra capacidad de trabajo. Pero ningún delito leve queda por investigar. Los delitos de Internet también se investigan, no se deja ningún vídeo de pornografía con menores sin investigar, se dirigen a operaciones de gran entidad porque al final son archivos que están en Internet y a los que acceden y comparten. Son operaciones que se realizan una o dos al año por cada unidad orgánica, pero lo que sí que se da más son las pequeñas estafas y ahora mismo se ha puesto de moda el ‘malware’ y el ‘ransomware’, que periódicamente se inventan unos filtros y van buscando conseguir unos beneficios económico. Para eso sí que tenemos grandes dificultades y solo lo pueden investigar las unidades centrales nuestras.

–Sus predecesores en el cargo siempre han señalado que Palencia es una provincia tranquila y segura, pro en esta época de escalada del terrorismo yihadista, ¿toda precaución es poca?

–Nosotros intentamos tener un trabajo operativo previo para tratar de impedir que se cometa un atentado en Palencia. Hacemos un trabajo proactivo, no esperamos a que suceda un hecho, como en los robos, aquí intentamos anticiparnos al hecho. Supongo que lo que buscan los terroristas es buscar el mayor eco, Palencia no lo da tanto como Madrid, Barcelona o la costa, pero nosotros trabajamos como si Palencia fuera objetivo prioritario de los terroristas. Nadie está exento.

–En su toma de posesión, tendió la mano a las asociaciones de la Guardia Civil. ¿Qué opinión le merece Jusapol, la nueva asociación que han creado la Policía y la Guardia Civil para lograr la equiparación salarial con otros cuerpos?

–Las asociaciones tienen que participar en las decisiones que la Ley de Derechos y Deberes les da, y yo creo en ello. Soy partidario de tener muchas reuniones porque te pueden dar puntos de vista que igual a ti no te llegan, y todos los puntos de vista para mejorar la Guardia Civil en cualquier sentido son buenos. Yes bueno que ellos estén ahí vigilando para que uno lo haga bien. En cuanto a Jusapol, yo soy partidario de que los guardias civiles sean bien pagados y mejor dotados. Nosotros tenemos que tener a los mejores y cualquier asociación, institución o empresa los tiene bien pagados, así que tenemos que tener guardias preparados y bien pagados.

–¿Sigue siendo la Guardia Civil hermética a las reivindicaciones?

–Yo creo que no, mi puerta siempre está abierta y cualquier cosa que sea lógica, sí está en mi mano la voy a aceptar. Se puede dirigir a mí cualquier guardia solicitando cualquier cosa, otra cosa es que o no podamos, o sea totalmente incongruente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos