Palencia sigue perdiendo habitantes

Palentinos por la Calle Mayor.
Palentinos por la Calle Mayor. / Antonio Quintero

El padrón está en 163.050 vecinos y en 2,43 millones en Castilla y León, la comunidad que más ha perdido de España

EL NORTEPañencia

No hay estadística del Instituto Nacional de Estadística (INE)referida a población en la que Palencia salga bien parada. Los informes constatan que la provincia pierde aproximadamente un millar de habitantes por año, alcanzando actualmente los 163.050, lo que supone una pérdida de 1.198 residentes en el último año (los datos del último análisis de población publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística corresponden a enero de 2017). En los últimos cinco años, Palencia ha perdido 6.441 habitantes, cifra que se eleva a 9.516 en una década. Entre las cifras de población, son las mujeres las que tienen un ligero peso por encima de los hombres, con 82.255 respecto a 80.795, respectivamente.

La tendencia a la baja demográfica hace lamentablemente también que Castilla y León ocupe un lugar destacado en el ‘ranking’ nacional. Junto a Extremadura, fue la comunidades que más población perdió durante el año pasado a pesar del crecimiento global registrado en España gracias, entre otras razones, al tirón de los archipiélagos de Baleares y de Canarias, y de la Comunidad de Madrid.

Las tres autonomías han contribuido a que la población residente en España creciera el año pasado por primera vez desde 2011 al registrarse un aumento de 88.867 personas. Según subraya el INE, en el incremento ha jugado un papel relevante el proceso de adquisición de nacionalidad española.

Tampoco los datos referidos a Castilla y León sorprenden porque la comunidad mantiene la tendencia a la baja de los últimos años. Es la comunidad autónoma que experimentó un mayor descenso de su población el año pasado al perder 18.657 habitantes, lo que supone una reducción del -0,76%, dejando la población total en la comunidad en 2.435.797 de personas.

Durante el pasado año, el crecimiento vegetativo (la diferencia entre nacimientos y muertes) de Castilla y León fue negativo en 11.698 personas. Además, el saldo migratorio interior de Castilla y León también fue negativo, con la salida de 7.569 personas, mientras que 611 personas llegaron ala comunidad procedentes de otros lugares.

Además de los flujos migratorios, con un saldo negativo para Palencia, las defunciones siguen duplicando a los nacimientos. La provincia arrojó 2.094 fallecimientos en 2016 (en la capital 848, y el resto, en la provincia, evidencia también del mayor envejecimiento de la población en el ámbito rural). Por el contrario, la cifra de nacimientos se estancó en 2016 en 1.047, muy ligeramente por encima del millar, como en los últimos años. También el número de muertes en los últimos años ronda las dos mil, muy lejos de finales de los setenta, cuando aún se mantenían muy por debajo de los nacimientos.

Fotos

Vídeos