El Palacio de Justicia de Palencia se reinaugurará a final de 2017

Palacio de Justicia de Palencia en obras.
Palacio de Justicia de Palencia en obras. / Marta Moras

La apertura coincidirá con la puesta en marcha de la oficina judicial

RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

«No es un ejercicio de buenas intenciones, el pistoletazo de salida que marcó el 15 de mayo es una realidad que se hará efectiva con toda seguridad a finales de este año. El Ministerio de Justicia ha tomado la decisión de implementar la oficina judicial en el partido judicial de Palencia. Si bien el 15 de mayo se publicó en el BOE las oficinas judiciales que serían aplicables y los momentos de utilización, se ha apostado por que sea Palencia el primer partido judicial donde la oficina judicial se desarrolle, y además, de un modo completo, con todas las estructuras y subestructuras que la conforman, lo cual es un motivo de orgullo para los que trabajamos en el ámbito del partido judicial de Palencia por esa apuesta decidida para la modernización de la estructura judicial». Lo asegura el secretario coordinador provincial de Justicia, Luis Miguel García Rubio, que incide en los motivos por los que se ha apostado por Palencia para crear esa oficina judicial.

«Tiene un número de órganos judiciales adecuado para dicha implementación y la nueva sede judicial, la dotación material, cumple los requisitos idóneos para la incorporación, dado que se necesita de un reparto de estancias para que los diferentes servicios comunes se ocupen y sean distribuidos. Además, la completa incorporación del expediente judicial electrónico como herramienta imprescindible para esta estructura organizativa hace también más fácil tal incorporación, y también la decisión de los operadores jurídicos de incorporarse a una realidad del siglo XXI que es la oficina judicial», agrega García Rubio.

«El BOElo que publicó son los diferentes partidos judiciales del territorio del Ministerio de Justicia en los que se iba a incorporar la oficina judicial, pero, a día de hoy, la primera ciudad con la que se ha tomado postura de incorporación es Palencia. Hay más de veinte partidos judiciales en todo el territorio del Ministerio de Justicia, pero la decisión ha sido adelantar en el tiempo a Palencia para que con toda seguridad el nuevo edificio judicial se reinaugure con la nueva oficina judicial incorporada. Las obras de reforma del Palacio de Justicia siguen el camino marcado por los proyectos correspondientes, pero sería deseable que la puesta en marcha de la oficina judicial coincidiera en el tiempo con la reapertura del Palacio de Justicia, y es muy posible que así sea. Será a finales de año, en diciembre, o en febrero de 2018, no después del verano», asegura el secretario coordinador provincial de Justicia.

En Castilla y León ahora mismo hay solo tres sedes en donde se encuentra la oficina judicial incorporada: Burgos, que fue la primera de España, León y Ponferrada. «Había muchas otras antes que Palencia porque son oficinas de un desarrollo menos completo, donde no se incorporan todos los servicios comunes que lo integran y eso hacía más fácil su integración o su desarrollo. Cualquiera de los partidos judiciales de pueblos tanto de la provincia de Palencia como del resto de las provincias que conforman Castilla y León se encontraban en una posición preferente para su implementación», afirma Luis Miguel García Rubio. Pero será el partido judicial de Palencia el que se lleve el gato al agua antes.

«Todos los juzgados estarán incluidos en la oficina judicial (de Primera Instancia e Instrucción, Penal, Contencioso Administrativo, Social, Vigilancia Penitenciaria, Menores...), porque hay que tener en cuenta que la oficina judicial se conforma de dos elementos fundamentales. Por un lado, las unidades procesales de apoyo directo (UPADs), y en Palencia habrá tantas como magistrados existen, y eso tiene parangón con el anterior juzgado, es decir, tantas UPADs como juzgados existieran, si bien no con el mismo número de personal que existía anteriormente. Por otro, existirán otros órganos que son de organización, de homogeneización, de centralización y de impulso procesal, que son los servicios comunes procesales. El término juzgado desaparece, lo que se intenta entender es que hay una actividad jurisdiccional y otra actividad, que es la de la propia administración de Justicia, que es la de los letrados de la Administración de Justicia y los funcionarios», agrega Luis Miguel García Rubio.

«La división es aún más radical. Esas UPADs son unidades de apoyo directo a la actividad jurisdiccional, pero el juzgado como tal no existirá, el acceso del ciudadano a la Justicia será en la casi totalidad de los supuestos comunicable a través de los servicios comunes procesales. Todos los funcionarios tendrán la misma categoría profesional que tenían anteriormente, lo que se busca con la oficina judicial es la especialización de todos los integrantes de la Administración de Justicia, letrados de la Administración de Justicia y funcionarios de las escalas de gestión, tramitación y auxilio. Lo que se pretende es que se generen una serie de servicios donde las funciones sean comunes a todas las actividades instrumentales de apoyo, y, por lo tanto, se integren en esos servicios. Por ejemplo, el cuerpo de agentes judiciales o de auxilio, no estaría en las unidades de apoyo, sino que se integrarían en su totalidad en los servicios comunes procesales», añade.

«Lo que se pretende también con la instauración de la oficina judicial es la eliminación de dos de las cuatro sedes. Todas las UPADs y los servicios comunes procesales habrá que distribuirlos entre las dos sedes que se pretenden mantener: el Palacio de Justicia, una vez reformado, y el edificio del antiguo Banco de España», apostilla el secretario coordinador provincial de Justicia, que explica cómo se articulará esa nueva oficina judicial.

Fotos

Vídeos