Las opciones más demandadas para disfrutar de la Nochevieja en Palencia

Clientes y personal del Wall Street brindan con champán y diferentes bebidas. /El Norte
Clientes y personal del Wall Street brindan con champán y diferentes bebidas. / El Norte

Bares y discotecas organizan rutas conjuntas con precios especiales para atraer a un mayor número de clientes

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

A 2017 le quedan cuatro días y no, no es una frase hecha, es una realidad para la que muchos palentinos llevan días preparándose. El traje, el vestido, las uvas y el matasuegras esperan su gran momento, ese instante en el que el año viejo dice adiós para que el nuevo irrumpa en el calendario, y es en esa noche mágica en la que muchos de los establecimientos hosteleros de la ciudad tratan de ganarse a la clientela con un clásico que parece no pasar de moda: los cotillones de fin de año.

Son varias las opciones que tienen los palentinos que quieran empezar el año entre copas. Una de ellas es el denominado ‘Cotillón de Palencia 2018’, una fiesta para la que se han unido seis bares de la ciudad y una discoteca. El Terán, el Carpanta, el Wall Street, el Geographic, La Belle Epoque, el Bikers Rock Bar y la discoteca Dreamers (antigua Chapó) han unido sus fuerzas para ofertar un cotillón conjunto en el que los organizadores esperan que participen cerca de 2.000 personas, unas 300 más que en la Nochevieja del año pasado.

Los que decidan acudir a esta fiesta podrán retirar un bono de siete copas por 35 euros o uno de ocho copas por 40 euros, una oferta que no rebajará la calidad de las bebidas, tal y como asegura Bárbara Alonso, gerente de la discoteca Dreamers. «Tengo las facturas de las proveedores para demostrar que no damos garrafón. Nadie se ha quejado nunca de nuestras copas porque nosotros siempre contactamos con proveedores oficiales. No sé si existirá eso del garrafón, pero a mí nunca me lo han ofrecido», explicó ayer la gerente de la discoteca Dreamers, que participa en dos cotillones, el primero de ellos desde la 1:00 a las 7:00 horas, mientras que el segundo se celebrará desde las 7:00 horas dentro del bono conjunto de la ruta con los otros seis locales.

Una de las ofertas que mejor acogida están teniendo es este 'Cotillón Palencia 2018', pero no es la única. La Sala Caramba (el antiguo Merlín) ha organizado una fiesta con barra libre, canapés, ropero y fotógrafo por 45 euros. Comer, beber y disfrutar de la mejor música comercial del momento no es el único gancho de esta fiesta, que tiene un sorteo como elemento diferenciador. «Nuestro aliciente principal es el sorteo de un crucero por el Mediterráneo entre todos los asistentes», explica Sergio Pérez, el gerente de una Sala Caramba dispuesta a que los palentinos disfruten del primer día de 2018 en el mejor ambiente y con las mejores copas. «El garrafón es un mito del pasado. Ahora hay tantos controles que eso sería imposible», añadió ayer Pérez.

La oferta de cotillones se completa con la estrategia conjunta de los locales de zona del Seminario Abbey Road, Manhattan, La Boheme y Mat, que se han aliado con la Discoteca Quasar para ofrecer a su clientela dos tipos de bonos distintos.

Pero para dar la bienvenida a 2018 no hace falta estar en un bar o una discoteca. Los hoteles y restaurantes también son lugares perfectos para disfrutar de la Nochevieja, prueba de ello es la gran aceptación que están teniendo propuestas como la del Hotel Europa Centro, con cena y espectáculos; la del Hotel Rey Sancho, con un variado menú y fiesta en su discoteca; o la del Parador de Cervera, que ofrece cotillón, barra libre, alojamiento y desayuno.

Otra de las modalidades que más están utilizando los jóvenes de Palencia para disfrutar de la Nochevieja es el alquiler de locales, una alternativa que permite saludar al año nuevo con una fiesta privada. Uno de los jóvenes que ha decidido alquilar un local junto a una veintena de amigos es Diego Oliveros, que tendrá su fiesta particular a un precio de 25 euros más bebida. «No nos importa tanto el precio. Lo que en realidad nos ha hecho decidirnos por esta opción es poder disfrutar de la Nochevieja sin agobios, sin tener que entrar en bares llenos», explica Oliveros, que, a sus 21 años, despedirá el 2017 rodeado de amigos y sin aglomeraciones. «Ya hemos salido varios años y creemos que de esta forma lo podemos pasar mucho mejor», añade.

Hay infinidad de posibilidades para despedir el año entre copas, canapés y matasuegras, y los rezagados aún tienen la posibilidad de reservar su cotillón en los diferentes locales que tienen como objetivo hacer especial esta Nochevieja. «Tenemos unas muy buenas previsiones y vamos a mejorar con respecto al año que viene», apuntó ayer Ramón Negueruela, el gerente del Wall Street, que tiene su local preparado para que la luz negra de sus tubos fluorescentes ilumine el 2018 y haga brillar con luz propia a sus clientes. El 2018 está a la vuelta de la esquina y Palencia está lista para darle la bienvenida por todo lo alto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos