Los nazarenos reeligen a Domiciano Curiel como hermano mayor

Domiciano Curiel, a la izquierda, conversa este domingo con otros cofrades tras las votaciones./Marta Moras
Domiciano Curiel, a la izquierda, conversa este domingo con otros cofrades tras las votaciones. / Marta Moras

Los cofrades han apostado por la continuidad y han rechazado la candidatura alternativa de Luis Ángel Amezua

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

Cinco años pueden producir un cierto hartazgo y deseos de cambio, pero en la Cofradía de Jesús Nazareno de Palencia, una de las más numerosas y antiguas de la capital palentina, no se ha dado esta situación, puesto que los hermanos han apostado claramente por la continuidad y han reelegido a Domiciano Curiel como hermano mayor.

El que ha sido máximo dirigente de los nazarenos durante los últimos cinco años ha tenido que medirse en las urnas contra otro hermano, Luis Ángel Amezua, quien confiaba en que sus compañeros de hermandad se inclinasen por un cambio para poder impulsar un nuevo modelo de desarrollo de la cofradía.

Sin embargo, las propuestas de Amezua no han cuajado y los nazarenos han apostado por la continuidad, prestando un apoyo mayoritario a Domiciano Curiel.

Si la cofradía cuenta con más de 1.500 hermanos, finalmente acudieron a votar únicamente 216, y la mayor parte de los votos (202) fueron a parar a la candidatura encabezada por el hermano mayor. Amezua solo recibió once votos, mientras que dos fueron nulos y uno se emitió en blanco.

«Estoy muy satisfecho porque sé que este apoyo no es para mí, sino para todo un equipo que ha venido trabajando muy duro durante estos años. No es mi triunfo, sino el de todo un equipo», aseguró Domiciano Curiel, tras conocerse los resultados.

El reelegido hermano mayor se marcó como prioridades de trabajo para los próximos años el cumplimiento del mandato realizado a las cofradías por el obispo, dirigido a que se potencien las labores de «formación, culto y caridad». Curiel indicó que en estos momentos la mayor urgencia hace referencia a las obras de mejora de las instalaciones de la cofradía, puesto que deben acometerse obras de reforma del tejado y de la estructura del edificio.

Curiel destacó también que su equipo ha contado con la suerte de haber podido organizar durante su mandato importantes actos históricos para la cofradía como entrega de la Mellada de Oro de la Ciudad. «Son acontecimientos que nos hemos encontrado, es cierto, pero también debo reconocer que hemos trabajado para que se desarrollasen de forma adecuada y creo que eso lo han sabido valorar los hermanos».

Las votaciones estuvieron precedidas por la celebración de un cabildo ordinario, en el que se presentó el informe de gestión de la ejecutiva y también se dio entrada a nuevos hermanos. «La cofradía sigue creciendo. Hemos dado la bienvenida a veinte nuevos cofrades, y esto es importante siempre. Aunque nos preocupa más la calidad de los hermanos que la cifra. Sobre todo, es necesario crecer en seriedad», señaló Curiel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos