La música se convierte en eje del proyecto educativo del Corazón de María

Los escolares de Primaria juegan al ajedrez. / Antonio Quintero

El violín es la seña de identidad también de Primaria, una etapa implantada el año pasado y en la que tienen 19 alumnos

J. OLANOPalencia

Han pasado más de 40 años desde que el colegio Corazón de María comenzó a funcionar y mucho ha cambiado desde entonces, pero ha conservado los valores con los que trabajan las religiosas que lo dirigen. Tenacidad, humildad y gratitud marcan la tarea de la educación en valores cristianos que recibe el casi centenar de alumnos. El centro fue en sus inicios casa de formación para jóvenes aspirantes a la Congregación Misioneras Hijas del Corazón de María, e impartía la segunda etapa de EGB y FP en las ramas Administrativa y Jardín de Infancia. En 1976, a petición del entonces obispo de la Diócesis, Anastasio Granados, y al albur de la incorporación de mujeres a la fábrica de Renault, la congregación abrió una guardería infantil laboral, convirtiéndose en un centro pionero en el cuidado de niños mientras sus padres iban a trabajar.

Fotos

Apuntando ya desde sus inicios un perfil innovador, la entidad titular decide ir más allá de ese carácter asistencial y pone especial interés en dar al centro un estilo escolar, con proyectos por edades y grupos de niño. Pronto comenzaron a elaborarse anualmente planes de centro con programaciones de aula, una línea que no ha dejado de seguirse desde su fundación, confirmando que la apuesta era acertada, como ratifica la actual directora, la hermana Rosa María Vivar, que lleva ya 28 años vinculada al colegio.

La conversión del centro como colegio de Infantil para la segunda etapa vino en 1994, a partir de la promulgación de la Logse, y el primer ciclo, para niños de 1 y 2 años, funciona desde en 1998 para niños de 1 y 2 años. Ydesde 2002, funcionan con concierto educativo para las unidades del segundo ciclo de Educación Infantil.

Pioneras en la incorporación de las nuevas tecnologías al aula, las Misioneras Hijas del Corazón de María se mantienen a la vanguardia de la educación, incorporando las metodologías más eficaces con el desarrollo de las inteligencias múltiples, el aprendizaje cooperativo, la estimulación temprana o el trabajo por proyectos, así como la presencia continua de la música o el inglés en las aulas, sin olvidar la educación humana y cristiana que fundamenta toda su actividad educativa. «Nos obsesionamos un poco con el inglés, la tablet y otras tecnologías, que desde luego que son importantes, pero sobre todo educamos en la constancia, en que los niños sean capaces de ver lo bueno que tienen los demás», apunta la directora.

El incesante espíritu emprendedor llevó también a estas religiosas a emprender el curso pasado el reto de impartir Primaria. Convencidas de que su proyecto educativo debe tener continuidad, han puesto en marcha la etapa de Educación Primaria, suscribiendo un contrato de arrendamiento para instalar los nuevos cursos en el antiguo colegio de los Agustinos, al otro lado de la carretera de Madrid. Allí se instaló esta nueva etapa educativa, que se mantiene este curso con carácter privado.

En este curso, el centro ha incorporado además y en ambas sedes el proyecto propio ‘Música y Persona’, que propone la enseñanza del violín a partir de los 3 años y que ha convertido esta formación artística en una de las señas de identidad del colegio Corazón de María. Además, desde este año es centro examinador del Trinity de música e inglés, un examen abierto también a otros interesados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos