Los museos de Paredes de Nava, Cisneros y Becerril de Campos serán accesibles

Manuel Herrero, Ángeles Armisén y Luis Calderón./El Norte
Manuel Herrero, Ángeles Armisén y Luis Calderón. / El Norte

Firmado el acuerdo que permitirá el arreglo de 17 templos que no son bienes de interés cultural

FERNANDO CABALLEROPalencia

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, y el obispo de Palencia, Manuel Herrero, han firmado este lunes sendos convenios para financiar las obras de accesibilidad en las iglesias-museo de Paredes de Nava, Cisneros y Becerril de Campos y para el arreglo de 17 iglesias que no son bienes de interés cultural. Para la primera iniciativa, la Diputación aportará 50.000 euros, mientras que para la restauración de templos la aportación de la institución provincial es de 122.400 euros, la misma cantidad que deberá poner el Obispado.

Ángeles Armisén destacó que estas actuaciones ponen de manifiesto «el compromiso de la Iglesia como titular de los bienes para que sean accesibles a los ciudadanos». También situó el convenio en el compromiso de la Diputación para facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad a estos museos.

La institución provincial aportará los 50.000 euros al Obispado, que es quien encarga el proyecto y de la ejecución de las obras, que se llevarán a cabo de forma inmediata, según informó el delegado diocesano de Patrimonio, José Luis Calvo Calleja. Las obras consistirán en la construcción de rampas y la instalación de elementos superpuestos, entre otras.

Armisén señaló que los tres museos se unirán a la ruta accesible de monumentos con unos «parámetros de calidad turística», entre la que destaca la villa romana de La Olmeda.

Respecto al arreglo de las iglesias, la titular de la Diputación destacó que «la responsabilidad de las entidades públicas es ayudar a conservar el patrimonio no solo para los vecinos de los pueblos, sino también para los visitantes». Armisén destacó que pese a no tener la declaración de bien de interés cultural, las iglesias que se van a arreglar tienen una dimensión turística, pero también «son espacios de encuentro, de socialización, llenos de recuerdos, de viviencias y de experiencias religiosas, familiares y sociales».

La titular de la Diputación ha recordado que desde el incio de su mandato la Diputación ha destinado 610.000 euros para el arreglo de 49 templos.

El obispo de Palencia, Manuel Herrero, por su parte, definió los dos convenios como una expresión más de la colaboración «no solo de palabra, sino también de obras» entre la Diputación y el Obispado. «Es el camino que hay que seguir, porque servimos a los palentinos cada uno desde el papel que tiene».

Los 17 templos para arreglar

Las actuaciones propuestas en el convenio de arreglo de 17 iglesias se encuentran en Astudillo (Santa Eugenia), Baños de la Peña (San Caprasio), Calzadilla de la Cueza (San Martín) Castromocho (Santa María), Grijota (Ermita Nuestra Señora de los Ángeles), Lantadilla (Nuestra Señora de la Asunción), Palenzuela (ermita Virgen Allende el Río) Santibáñez de Resoba (San Cristobal), Santillán de la Vega (San Julián), Tabanera de Cerrato (ermita de Nuestra Señora de los Remedios), Tariego (San Miguel), Valdecañas de Cerrato (San Nicolás de Bari), Villaconancio (San Julián) Villahán (San Andrés), Villaherreros (ermita Virgen de la Vallarna), Villajimena, (ermita Nuestra Señora de Monserrat) y Villanueva de los Nabos (Santa María).

El prelado resaltó el «valor artístico indudable» que tienen los templos que se van a restaurar, así como su «dimensión social y espiritual». «Los edificios nos hablan de Dios, que es trascendente, y de la salvación, pero también son espacios donde se reúne la comunidad viva católica, que es una parte de la sociedad civil», agregó. También resaltó la historia que acumulan los templos, y puntualizó: «El árbol que olvida sus raíces está condenado a muerte».

Sobre el convenio de la accesibilidad a los museos de Paredes de Nava, Cisneros y Becerril de Campos, Manuel Herrero anunció que el acuerdo que se ha firmado este lunes es un preludio de otros que se concretarán otros años para continuar el proyecto de mejorar la accesibilidad de las iglesias para las personas con discapacidad, anuncio que ratificó la presidenta de la Diputación. «Los accesos a las iglesias han cambiado. La conciencia social ha evolucionado y tenemos que tener una especial atención por parte de todos con las personas con discapacidad», apostilló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos