24 museos de Palencia se integrarán en el sistema regional

Museo Arqueológico de Palencia. / Antonio Quintero

Veinte se encuentran en la provincia y cuatro en la capital

FERNANDO CABALLEROPalencia

La Consejería de Cultura ha regulado el sector de los museos en diferentes fases. En 1994 se aprobó la Ley de Museo de Castilla y León, que vino a cubrir las necesidades normativas que estos espacios requerían, al tiempo que les prestaba amparo jurídico, regulaba su actividad y funcionamiento y planteaba mecanismos de colaboración, coordinación y racionalización de recursos. El propósito de la ley era crear una infraestructura organizativa de centros y servicios museísticos que garantizase el cumplimiento de sus funciones y de su misión social y cultural.

No obstante, durante los últimos años se ha incrementado la variedad y complejidad de los centros museísticos ubicados en la comunidad de Castilla y León. La titularidad de los centros se ha diversificado, los bienes culturales custodiados en ellos son cada vez más numerosos, y se han multiplicado los criterios de ordenación o presentación de las instituciones, a la vez que se ha producido una profunda renovación de los procesos de relación y colaboración entre ellas.

La Diócesis negocia la inclusión de otros cinco

El sistema regional de museos se completará con todos los eclesiásticos. No obstante, su integración se está negociando directamente entre la Consejería de Cultura y Turismo y los delegados de Patrimonio Artístico de las once diócesis de Castilla y León.

Palencia tiene intención de integrar en el sistema dos museos de la capital, el Diocesano y el Catedralicio, así como tres de la provincia: el de Paredes de Nava –fundado en 1964 por el párroco Alejandro Luis, es el primer museo parroquial que se creó en España–, el Museo de Artesa Sacro de Ampudia y el de Cisneros. José Luis Calvo Calleja, delegado diocesano de Patrimonio Artístico de Palencia, ha señalado que se están negociando con la Junta la integración de esos centros. El único museo eclesiástico que ya está incorporado al sistema regional es el de Becerril de Campos, que se encuentra en la iglesia de Santa María.

Otras museos de arte sacro de la provincia, como el de las Claras de Astudillo y de Carrión de los Condes, quedarán fuera del sistema regional, ya que sus titulares no han solicitado su integración.

Igualmente, se ha producido un cambio en los hábitos de los usuarios de los centros museísticos, en las ofertas culturales y en las formas con las que los ciudadanos acceden a la información, a lo que se unen las nuevas demandas de actividades y servicios. Fruto de este análisis es la segunda fase legislativa de los museos, la Ley de Centros Museísticos de Castilla y León, aprobada en 2014. De la exposición de motivos se han recogido los párrafos anteriores que justifican este avance. La nueva normativa abre el concepto de museo y establece tres modalidades: los museos propiamente dichos, las colecciones y los centros de interpretación. Todos ellos tienen derecho a formar parte del Sistema de Museos de Castilla y León.

Los museos, por un lado, son las instituciones y centros de carácter permanente abiertos al público que reúnen, conservan, documentan, restauran, investigan, comunican y exhiben de forma científica, didáctica y estética, sin fines lucrativos y al servicio de la sociedad y de su desarrollo, conjuntos de bienes con valor histórico, artístico, arqueológico, tecnológico, industrial, científico, técnico o de cualquier otra índole cultural.

En segundo lugar, tendrán la consideración de colecciones museográficas, las instituciones y centros abiertos al público que exponen de forma permanente y sin fines lucrativos conjuntos estables de bienes culturales conservados por una persona física o jurídica, pública o privada.

Por último, los centros de interpretación del patrimonio cultural son las instalaciones permanentes abiertas al público que, sin exponer necesariamente bienes culturales muebles y sin fines lucrativos, se encuentren vinculadas a bienes a los que se aplique el régimen de protección correspondiente a los bienes de interés cultural o incluidos en el Inventario de Bienes del Patrimonio Cultural de Castilla y León, así como aquellas instalaciones asociadas a expresiones, representaciones o actividades del patrimonio documental, bibliográfico o lingüístico y al patrimonio de la cultura popular y tradicional, productiva, o inmaterial, que tienen por objeto revelar al público el significado cultural de esos bienes, expresiones, representaciones o actividades.

Sobre estas tres categorías, la Consejería de Cultura y Turismo publicó el pasado mes de abril una orden que desarrollaba el procedimiento de autorización de todos estos centros museísticos. El plazo para presentar la solicitud terminó el pasado 4 de junio. A partir de esta fecha, la administración regional dispone de seis meses para resolver la petición.

El número de museos, colecciones y centros interpretación que se han presentado en el Servicio Territorial de Cultura es de 24, de los cuales cuatro proceden de la capital y 20 de la provincia -todos ellos se recogen la ficha-. Asimismo, de los 24, 14 son museos; dos colecciones y el resto, centro de interpretación -dedicados a la minería, al Canal de Castilla y a Victorio Macho -.

Con los referidos antecedentes legislativos, las leyes de 1994 y 2014, el sistema regional de museos estará integrado en Palencia por los siguientes centros. En primer lugar, por el que es de titularidad estatal y gestión transferida a la Junta de Castilla y León, que solo hay uno: el Provincial de la Casa del Cordón. En un segundo bloque, hay cuatro centros que ya forman parte ahora mismo del sistema, que son la Fundación Juan Manuel Díaz-Caneja en Palencia, que gestiona el Ayuntamiento; el Museo del Románico en Aguilar de Campoo, de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico en la iglesia del antiguo monasterio premostratense; el Etnográfico de Piedad Isla en Cervera de Pisuerga, que gestiona la fundación que creó la conocida fotógrafa cerverana y su marido, Juan Torres, y el de Santa María en Becerril de Campos, que pertenece a la Diócesis. En un tercera fase de integración, se encontrarían los museos que la Consejería de Cultura acepte de los 24 que lo han solicitado. A estos 24 hay que añadir los eclesiásticos, que se están negociando a parte, entre los que se encuentra el Museo Diocesano.

Fotos

Vídeos