El museo de la Policía Nacional de Palencia empieza a desmantelarse

Diferentes piezas del museo esperan para ser trasladadas del Lecrac.
Diferentes piezas del museo esperan para ser trasladadas del Lecrac. / Antonio Quintero

El alcalde culpa a la oposición, que logró a través de una moción la decisión municipal para el traslado del centro

EL NORTEPalencia

La Dirección General de la Policía ha empezado a retirar los fondos del Centro de Estudios Históricos que se ubicaba en el Centro Cultural Lecrac, la antigua cárcel de Palencia, en cumplimiento de un acuerdo municipal que obliga a retirar los fondos del Museo de la Policía de estas instalaciones.

El alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, ha confirmado hoy que la Dirección General de la Policía Nacional ha comenzado ya a sacar los vehículos y el resto de fondos que formaban parte del museo para llevarlos, en principio, a la Escuela de Policía de Ávila, hasta que se encuentre una ubicación definitiva.

Una ubicación que todavía no se ha decidido y que puede estar en otro edificio de Palencia o en cualquier otra ciudad de España, ya que la decisión depende de la Dirección General de la Policía, según ha explicado Polanco y recoge la agencia Efe.

El alcalde ha anunciado que se reunirá con la Dirección General de la Policía para ofrecer otras posibles ubicaciones en la ciudad pero ha advertido que Palencia va a tener muy difícil poderse quedar con ese museo.

El alcalde ha sido muy crítico con los grupos municipales de la oposición que presentaron una moción conjunta pidiendo que se trasladara a otras dependencias el Museo y Archivo Histórico de la Policía Nacional ubicado en el Centro Cultural Lecrac, que inauguró en marzo de 2015 el entonces director general de la Policía, el palentino Ignacio Cosidó.

La moción salió adelante con el voto en contra del PP en el pleno de abril de 2016 y concedía un plazo máximo de dos años a la Dirección General de la Policía para sacar el Centro de Estudios Históricos de la Policía del Lecrac dejando libres las salas que ocupa, casi 2.000 metros cuadrados.

El argumento principal de la oposición fue que el Centro Cultural en que fue reconvertida la antigua cárcel del Palencia, tenía como objetivo convertirse en un espacio para dinamizar la vida artística y cultural.

Sin embargo el Ayuntamiento de Palencia cedió durante 20 años una parte a la Dirección General de la Policía para la exposición permanente del Archivo Histórico de la Policía, a pesar de la oposición de asociaciones vecinales y otros colectivos que consideraban que no se cumplían los objetivos de la reforma y que era inapropiado ubicar un museo de la Policía en lo que había sido una cárcel durante la represión franquista y la dictadura.

Fotos

Vídeos