Miriam Andrés sitúa al PSOE de Palencia en la casilla de salida para las elecciones locales y regionales

Miriam Andrés, durante su intervención inicial en el congreso del PSOE palentino. / Marta Moras

La secretaria provincial llama a la unidad del partido en el décimo tercer congreso provincial

FERNANDO CABALLEROPalencia

La secretaria provincial del PSOE de Palencia, Miriam Andrés, ha situado el congreso que se celebra este sábado en el punto de salida de la formación ante las elecciones municipales y autonómicas que se desarrollarán en mayo de 2019. Andrés, que será reelegida tras ganar las primarias celebradas el 17 de septiembre frente al partidario de Pedro Sánchez Agustin Martínez, ha realizado un llamamiento a los militantes para «remar juntos» tras el congreso. «La lealtad no significa uniformidad. El debate enriquece el partido. No somos uniformes», ha reconocido en la intervención inicial que tuvo ante los 94 delegados acreditados, cinco de ellos de Juventud Socialistas.

Andrés ha agradecido el apoyo de su ejecutiva en estos cinco «años difíciles» que ha vivido el partido, en el que «parece que ha estado mirándose demasiado a nosotros mismos y solucionando sus problemas internos». Sin embargo, rechazó que en este periodo los socialistas se hayan desentendido de los palentinos, y defendió en este sentido la labor de los alcaldes en los pueblos donde gobiernan y de los portavoces donde están en la oposición, «por muy pequeño que sea el municipio».

La dirigente provincial socialista mostró su confianza en que en los comicios de 2019 se recuperen ayuntamientos, especialmente el de la capital, del que ella es la portavoz. «Cuanto más fuertes seamos en las instituciones, más fuerte es el partido», aseveró. En este sentido, Miriam Andrés recordó que «el PSOE nació para resolver los problemas de la gente, sobre todo de los que más lo necesitan». «Los ciudadanos esperan que los socialistas se ocupen y se preocupen de ellos. El PSOE nunca ha dejado de preocuparse de los ciudadanos», sentenció, y volvió a citar la labor de los alcaldes en sus municipios y de los procuradores en la Cortes, aunque volvió a hacer una autocrítica por los últimos años vividos por el PSOE. «A nivel orgánico, dentro del partido, no hemos sabido complementar ese trabajo que han llevado a cabo los alcaldes y los parlamentarios», señaló. «El PSOE tiene que volver a tener la credibilidad que nunca debió perder», apostilló.

A continuación, realizó un análisis de la situación de la provincia de Palencia, que definió con estas palabras: «Nos morimos. Palencia se desangra». Y ofreció alguna cifra de estos cinco años en los que es secretaria provincial. Palencia ha perdido 6.500 habitantes en este lustro, con un saldo vegetativo negativo: 2.000 muertes frente a 1.000 nacimientos. ¿Por qué el PP está cómodo con esta situación?, se preguntó, para responder culpando al sistema de elecciones de los diputados provinciales, con un territorio dividido en siete partidos judiciales, de los que cuatro solo eligen un representante en la corporación provincial.

Miriam Andrés culpó al PP de esa situación sociodemográfica y la contrastó con la provincia de Soria, donde el PSOE gobierna en el Ayuntamiento de la capital y en la Diputación y «ha dado la vuelta a los datos sociodemográficos».

La líder socialista criticó los recortes en la sanidad en el medio rural, la reducción de las ayudas a la dependencia de 350 a 35 euros y la salida de las cuidadoras del régimen general de la Seguridad Social, que según ella se incluyeron en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero.

En su informe de gestión, Miriam Andrés se jactó de la participación y presencia del PSOE en plataformas de apoyo, por ejemplo, a la educación pública, a la igualdad, a las empresas que lo pasan mal, y citó expresamente a Nutrexpa, y contra los ERES injustificados. En este sentido, se refirió al lema del congreso, 'Comprometidos con Palencia', «con una Palencia maltratada por el PP desde la Junta y el Gobierno central».

Miriam Andrés concluyó su intervención abordando el tema de Cataluña, «la mayor crisis institucional, política y territorial de nuestra democracia», insistió. Criticó la actitud del PP, «que desde hace cinco años veía venir esto y por su inacción», y al gobierno catalán, instalado en la ilegalidad en el no respeto a las normas, aunque también señaló que «todos somos responsables», sentenció.

Para salir esta situación, Andrés considera necesario la reforma de la Constitución de 1978, «que ha quedado superada en cuestiones como el estado autonómico», y reclamó un «debate sobre el modelo de estado federal que queremos», debate que debe producirse con serenidad y la experiencia de cuarenta años de democracia». «Hay que abrir la Constitución y adaptarla a los tiempos actuales». remachó.

Fotos

Vídeos