Los maristas de Palencia ya están inmersos en el proceso hacia la jornada continua

Alumnos de Maristas juegan en el patio del colegio. /Marta Moras
Alumnos de Maristas juegan en el patio del colegio. / Marta Moras

El único centro de la capital que aún mantiene las clases de mañana y tarde somete a la votación de las familias la modificación del horario

J. OLANOPalencia

El camino ya se ha iniciado y el destino de la posibilidad de cambiar de horario está cerca. El colegio Marista Castilla ha iniciado este curso el proceso de consulta para la modificación de la jornada escolar en la etapa de Infantil y Primaria. La comisión encargada de la planificación y desarrollo de este proceso ha acordado una serie de actuaciones para los meses de diciembre y enero que han comenzado estos días con la publicación en el tablón de anuncios del centro y en la web del censo de votantes.

Los padres, madres o tutores legales de los alumnos de Infantil y Primaria, que son quienes tienen derecho al voto en la consulta sobre la jornada escolar del centro, figuran en este censo, que admite reclamaciones hasta el 18 de diciembre si los datos no son correctos.

Maristas es el único colegio de la capital que mantiene el horario escolar partido sin sumarse en los últimos años a los demás centros que se han subido al carro de la jornada continua. Pero Maristas ha cedido también ante lo que parece una cada vez creciente demanda de los padres y anuncia la posibilidad de contar con la jornada continua para el curso 2018-2019.

La dirección del colegio Marista Castilla trasladó ya el curso pasado a las familias que el proyecto iba tomando forma. El colegio destacó que el Consejo Provincial Maristas Compostela, al que pertenece el centro palentino, había autorizado que se iniciara el proceso. Y es que hasta este momento el centro siempre había argumentado que el horario partido respondía al ideario y proyecto educativo del Consejo Provincial Compostela.

Ahora el proyecto está fundamentado con argumentos legales, psicopedagógicos, sociofamiliares y organizativos. Así, en el proyecto de modificación de la jornada continua, el colegio Marista expresa que ser el único centro de la capital con jornada partida «supone algunas desventajas para los alumnos de cara a la participación en actividad de tipo extraescolar, ya que estas se están organizando asumiendo que los colegios cuentan con jornada continua», según se recoge en el documento.

El equipo directivo asegura que el nuevo horario puede aportar una serie de ventajas «y creemos que esta será la mejor manera de dar respuesta a las necesidades de nuestro tiempo. Estamos convencidos de que, lejos de constituir una pérdida de calidad educativa, nos ayudará a todos a afrontar el reto de la jornada continua como una oportunidad para ofrecer nuevas alternativas educativas que conjuguen la educación y la conciliación de la vida familiar y laboral», añade.

Entre las razones de tipo psicopedagógico, el centro considera que la jornada continua traerá consigo «una mejora del rendimiento escolar, al adaptar las horas lectivas a las horas de mayor rendimiento de los alumnos, como son las de mañana. Además, los alumnos podrán participar por la tarde en actividades extraescolares gratuitas impartidas por el profesorado», recoge el proyecto. También considera el centro que podrán realizar actividades grupales, con alumnos diferentes a los que rodean a un niño durante la jornada lectiva obligatoria, fomentando la comunicación intergrupal y abriendo el abanico de compañeros, y que podrán realizar actividades no curriculares que de otra forma no podrían hacer por falta de tiempo.

El horario que se contempla para la jornada continua en Infantil y Primaria es de 9 a 14:15 horas, con 4 horas y 45 minutos de clase en cinco sesiones y un recreo de media hora tras las tres primeras. Por la tarde, contempla talleres de 16 a 17 horas, que serán actividades extraescolares gratuitas, si bien se contemplan también otras de pago, algunas de ellas hasta las 19:30 horas. Se mantiene el programa de Madrugadores, de 7:45 a 9 horas, y el comedor de 14:15 a 16 horas.

Las familias tienen ahora la posibilidad de analizar el proyecto y votarlo. La Junta requiere dos tercios de participación de las familias, y entre los votos, también dos tercios de votos a favor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos