Una lucha contra la empresa que gestiona las escuelas infantiles de Palencia

Escuela infantil Cres Sanz.
Escuela infantil Cres Sanz. / Antonio Quintero

Ganemos intensifica las quejas contra la firma concesionaria de los dos centros de titularidad municipal

EL NORTEPalencia

El grupo muncipal de Ganemos en el Ayuntamiento de Palencia no parece dispuesto a cejar en su empeño de que la concesión de la gestión de las escuelas infantiles Cres Sanz y Casilda Ordóñez, que pertenecen al Consistorio, se prorrogue a la empresa Colorín sin fin, a la que acusan de cometer numerosas irregularidades tanto en el ámbito laboral, como en la calidad de los servicios o los alimentos que se facilitan a los niños.

A las quejas, se ha sumado también en las últimas semanas el grupo de concejales delPSOE, que ha registrado un escrito en el Ayuntamiento en el que denuncia también irregularidades y solicita que se anule la concesión a esta empresa.

Ganemos, que ha pedido ya en numerosas ocasiones que se sancione a la empresa concesionaria y que ha solicitado al equipo de gobierno información sobre los contratos y otros detalles de la adjudicación, ha intensificado en los últimos días su oposición a la empresa Colorín sin fin, ampliando el número de quejas que ha presentado también ante la Oficina del Procurador del Común, que mantiene abiertos varios expedientes de solicitud de información para conocer si el servicio se está prestando de forma adecuada.

Ganemos que cuenta con un respaldo altamente mayoritario entre los padres de los alumnos de la escuela Cres Sanz (situada en Parque Europa) ha mantenido hoy un encuentro en la Dirección Provincial de Educación, con el fin de presentar una solicitud para recibir información sobre las funciones de las escuelas infantiles municipales. Ganemos quiere conocer su labor pedagógica, los informes de inspección, la programación anual o la atención a la diversidad.

Ganemos quiere con esta actuación poner también de manifiesto que el centro Cres Sanz no está aún reconocido por la Consejería de Educación como escuela de Educación Infantil debido a deficiencias en alguno de sus equipamientos.

La plataforma política enumera en sus quejas incumplimientos con respecto a las exigencias de la concesión en las condiciones de los contratos que se firman con las trabajadoras; falta de programación en las bajas del personal; mala asignación de funciones a las trabajadoras en prácticas, falta de higiene, calor excesivo en determinadas épocas del año, problemas de mantenimiento de los equipos, bajas temperaturas en invierno y problemas en la elaboración de los alimentos.

Ganemos recuerda que el contrato finaliza el 31 de julio y reclama que no se conceda la prórroga.

Fotos

Vídeos