La lluvia no pudo con san cristóbal en palencia

Los transportistas celebran a su patrón con camiones engalanados y bocinazos por la ciudad

El obispo bendice un camión en Palencia. / Marta Moras
JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

Aunque las celebraciones de San Cristóbal han perdido fuelle con el paso de los años, los transportistas palentinos se resisten a olvidarse de la figura de su patrón y todavía acuden siempre en torno al 10 de julio a la explanada de Campos Góticos para recibir la bendición de sus vehículos y recorrer las calles con sus camiones engalanados con banderines, globos y flores, aunque también con los colores de sus equipos de fútbol (también de rugby) favoritos. «Es un día para estar con los compañeros, para olvidarnos de los problemas durante unos momentos y disfrutar de nuestros camiones y de lo que nos une», explica Óscar Baños, presidente de la Asociación de Transportistas (Aempatra) de Palencia.

La celebración del sábado estuvo marcada por la presencia de la lluvia, que obligó a retrasar algunos de los actos previstos, aunque no los impidió finalmente. El obispo de Palencia, Manuel Herrero, pudo oficiar la misa, aunque los asistentes optaron por seguirla de pie, debido al aguacero que había descargado momentos antes y había calado las sillas. Tras la eucaristía, los vehículos desfilaron ante el improvisado altar para recibir la bendición del obispo y después recorrieron las calles de la ciudad, atronando con sus bocinas, para celebrar una comida comunitaria en el polígono.

Fotos

Vídeos