La Junta rehabilita nuevas viviendas en Palencia

Los participantes en la firma de los convenios se estrechan la mano. / Marta Moras

Amusco, Frechilla, Villaturde y Antigüedad se beneficiarán del programa Rehabitare con la reparación de cinco casas municipales

PILAR ROJOPalencia

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha firmado este viernes en la Delegación de la Junta un convenio con los alcaldes de Amusco, Frechilla, Villaturde y Antigüedad para incorporar al programa Rehabitare cinco inmuebles de estos municipios, que pasan a formar parte del parque público de viviendas de Castilla y León.

El programa, que consiste en rehabilitar viviendas en desuso de entornos rurales de titularidad municipal para destinarlas al alquiler social, comenzó precisamente como proyecto piloto en Palencia en 2009, según recordó ayer el consejero de Fomento. Con la incorporación de estas cinco viviendas, la Junta habrá rehabilitado en la provincia de Palencia 29 inmuebles de 14 municipios, con una inversión de 1,7 millones de euros.

Las cinco viviendas con las que se pone en marcha nuevamente el programa Rehabitare en Palencia, dos en la localidad de Antigüedad y una en cada una de las localidades de Amusco, Frechilla y Villaturde, corresponden a la antigua casa cuartel, del secretario, del médico y las antiguas escuelas, respectivamente, son propiedad de los ayuntamientos y actualmente se encuentran abandonadas.

Serán rehabilitadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para dotarlas de las adecuadas condiciones de habitabilidad y posteriormente se incorporarán al Parque Público de Vivienda de Castilla y León para ofrecerlas en régimen de alquiler social. El presupuesto calculado para la rehabilitación de estos cinco inmuebles es de 240.000 euros.

A estas cinco viviendas de Palencia se suman otras cuatro en Burgos, cuyo convenio con los ayuntamientos se firmó ayer, y otras tres en la provincia de Ávila, tras el acuerdo rubricado la semana pasada, que se incluyen en la previsión para Rehabitare 2017 de 40 viviendas en 34 localidades, con una inversión de 1,8 millones de euros.

Una vez rehabilitadas, serán los respectivos ayuntamientos los que determinen el precio del alquiler, que no podrá exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio. Las bases del programa establecen que tienen preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.

Rehabitare se ha consolidado así como un programa que pretende solucionar el acceso a la vivienda a personas con necesidades urgentes y fomentar la fijación de población y actividad en el medio rural. Las viviendas se ubican, por lo general, en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes y evitando el deterioro de un patrimonio municipal.

Suárez Quiñones destacó, durante la firma del convenio, que este programa contribuye a facilitar el acceso a la vivienda a personas con dificultades, además embellece los pueblos y facilita el asentamiento de población en el medio rural, tres objetivos importantes de la administración regional, según recordó ayer el consejero.

Fotos

Vídeos