San Juan de Dios ya tiene su rotonda en Palencia

Alfonso Polanco y Jesús Etayo descubren la escultura de San Juan de Dios. / Antonio Quintero

El conjunto escultórico de Óscar Aragón representa al fundador de la orden hospitalaria asistiendo a un enfermo

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

La rotonda de San Lázaro ha pasado ser uno de los puntos neurálgicos (y también negro) del tráfico en la ciudad de Palencia a convertirse en homenaje a la figura de San Juan de Dios y al trabajo que viene desarrollando esta orden religiosa en Palencia desde hace 425 años, cuando cuatro de sus primeros hermanos arribaron a la capital palentina para hacerse cargo del antiguo Hospital de San Antolín y poco después del también Hospital de San Blas.

Galería de fotos

Desde entonces, la orden de San Juan de Dios ha mantenido en Palencia de forma casi ininterrumpida (solo se rompió durante unas décadas en el siglo XIX como consecuencia de las reformas desamortizadoras) una actividad de asistencia social y sanitaria especialmente dedicada a los más desvalidos de la sociedad, los pobres, los enfermos y las personas con discapacidad psíquica, según reconoció durante la inauguración del momumento a San Juan de Dios el superior general de la orden, Jesús Etayo.

El superior de San Juan de Dios en Palencia, Mariano Bernabé, agradece la posibilidad de instalar la escultura.
El superior de San Juan de Dios en Palencia, Mariano Bernabé, agradece la posibilidad de instalar la escultura. / Antonio Quintero

Por ello, con motivo de la conmemoración de estos 425 años de labor en Palencia, la orden de San Juan de Dios solicitó al Ayuntamiento la posibilidad de instalar en una glorieta de la ciudad un monumento que sirviese de homenaje a quienes durante todo este tiempo se han esforzado por ofrecer a los más desfavorecidos de la sociedad palentina.

El conjunto escultórico se ha inaugurado con un acto solemne, en el que han participado un gran número de los cerca de quinientos trabajadores de los centros que San Juan de Dios tiene abiertos en Palencia, en los que se atiende diariamente a ochocientas personas, así como una notable representación institucional de la provincia. «Este homenaje va más allá de lo meramente protocolario. Este homenaje sitúa a San Juan de Dios entre los grandes hombres de la historia de Palencia. Por eso lo sitúa en un lugar destacado y visible. Y lo representa en su más íntima realidad: acogiendo a un enfermo. Haciendo vida la esencia cristiana de la acogida desinteresada, gratuita y calurosa», explicó el alcalde, Alfonso Polanco, quien recalcó también que «si Palencia es hoy una fortaleza indudable en el ámbito de los servicios sociales y sociosanitarios, lo es gracias a la semilla que San Juan de Dios comenzó a sembrar aquí, en este barrio de La Puebla. Por eso, este es también un homenaje a la orden y a su legado. A su realidad hoy. A su modernización, manteniendo la esencia. A sus 'manus longas'. A su labor encomiable. A la hospitalidad vivida en este siglo XXI y adaptada a este siglo XXI».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos