Ilusión por vivir en el medio rural

Jóvenes de la región presentan en Carrión sus ideas para trabajar en los pueblos

Uno de los ponentes, durante la charla organizada por el Centro de Desarrollo Rural de Carrión de los Condes. :/
Uno de los ponentes, durante la charla organizada por el Centro de Desarrollo Rural de Carrión de los Condes. :
CÉSAR CEINOSCarión

No hay muchos jóvenes residiendo en los pueblos de Castilla y León, pero una parte de los que están tienen buenas ideas y quieren seguir en el medio rural, ya que allí han encontrado lo que les gusta. Así de claro lo dejaron los doce ponentes que participaron en una charla sobre la situación laboral actual en los pequeños núcleos de población que organizó en su sede el Centro de Desarrollo Rural de Carrión.

Los ocho primeros conferenciantes comentaron su experiencia como emprendedores en la provincia de Palencia. Por ello, desgranaron las principales directrices que siguen en esta etapa de su vida, así como los factores que desechan. Afirmaron que no es un camino de rosas –algunos destacaron trabas administrativas y económicas para empezar a desarrollar su idea e incluso hasta trencillas y envidias entre vecinos–, pero que la ilusión de montar tu propia marca y, sobre todo, el esfuerzo provocan que la tarea sea más fácil.

Francisco Santiago, jefe de una empresa de excavaciones de Villoldo, subrayó la importancia de ser positivo y de mejorar constantemente. «Es necesario ir adaptándose a los cambios», aseguró. Inés Calvo, una apicultora de Fresno del Río, opina igual. «Hay que abrir nuevos mercados y sacar la máxima rentabilidad posible». Miguel Conde, en cambio, habló de la satisfacción que supone ser tu propio jefe. «Trabajas por ti y para ti», matizó. Los tres comenzaron hace varios años y, poco a poco, están logrando asentarse. Paso a paso también va Jaime Amo, el responsable de un criadero de conservas que ha abierto este año entre Santoyo y Astudillo.

Por su parte, los jóvenes que se han lanzado al sector servicios señalaron que no hay que dejar pasar una buena oportunidad. Silvia Pérez utilizó un edificio sin acabar para habilitar unas casas rurales en Calzada de los Molinos, mientras que Carlos Fernández restauró un palomar en Villalcázar de Sirga para potenciar tanto el patrimonio histórico-cultural de la zona como su novedoso bar-restaurante. Ahora pasan por allí muchos peregrinos, al igual que por el local de Víctor Regalado en Frómista.

De hecho, este hostelero fue claro. Lleva cinco años y actualmente está muy contento de tener su empleo y su piso en la Villa del Milagro. Tampoco se cambiaría por nadie en el mundo Carlos Ortega, un agricultor de Villanueva del Río que si bien entró hace unos años de cabeza al mundo agrario, cree que debería apoyarse más el relevo generacional para luchar mejor contra el envejecimiento y el éxodo rural en la región.

En este encuentro, que se prolongó durante toda la mañana, también tuvieron su espacio aquellos que han regresado a casa después de formarse o ciudadanos que abandonaron la ciudad y se desplazaron a los pueblos para empezar una nueva vida. Estos mostraron las ideas que tienen para el futuro. En el primer caso estaba Nerea del Río, quien tiene entre sus manos la apertura de una explotación de huevos ecológicos, mientras que en el segundo se incluyeron Andrea, un voluntario europeo italiano que quiere quedarse en Frómista, localidad en la que está desarrollado su proyecto de Erasmus+, y un grupo afincado en Padilla de Arriba (Burgos) que apuestan por un modelo sostenible de economía colectiva basada en la igualdad y en el respeto y que estuvo representado en Carrión de los Condes por dos integrantes. Por último, hubo espacio para el debate. En este espacio chocaron algunas de las directrices de algunos de los ponentes, pero siempre defendiendo, cada uno a su manera, la vida en el medio rural.

Las organizadoras mostraron su satisfacción por el desarrollo de la charla, que se convirtió en un foro donde hablaron los jóvenes de la provincia. Asimismo, esperan que en los próximos meses los participantes vuelvan a juntarse para analizar los problemas de la comarca y poder luchar así contra ellos, como llevan haciendo en el CDR desde hace 27 años.

Fotos

Vídeos