La iglesia románica de Prádanos de Ojeda luce su nueva cubierta

Los participantes en la visita, delante de la iglesia. / Nuria Estalayo

El consejero Suárez-Quiñones visita el templo, en cuya reforma se han invertido 286.889 euros

NURIA ESTALAYOPrádanos de Ojeda

.«Podía ser la catedral de la Ojeda», ha señalado este martes el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, al llegar a Prádanos de Ojeda y contemplar la iglesia de San Cristóbal. «Porque es la más grande de esta comarca», justificó sus palabras antes de entrar en el recién restaurado templo, que presentaba graves deficiencias y problemas en el interior de la cubierta, con numerosas filtraciones y goteras, y que ha visto totalmente renovada su techumbre.

La actuación ha consistido en el desmonte del entramado de la cubierta existente y construcción de una nueva base de madera y acero, asegurando así este templo que conserva restos románicos en su interior. También se han reforzado las bóvedas de la capilla norte y con todo ello se ha pretendido solucionar, además, los problemas de deformación y fisuras de las bóvedas de crucería de las capillas situadas al norte. El coste de la obra ha ascendido a 286.889 euros.

Juan Carlos Suárez-Quiñones se acercó hasta la localidad para comprobar el resultado de la restauración y estuvo acompañado por la secretaria general de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, Carmen Ruiz Alonso, que es natural de Prádanos de Ojeda. También estuvieron presentes la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Amisén; el delegado territorial de la Junta, Luis Domingo González, y la alcaldesa de la localidad, María Rosa Matabuena.

En el recorrido por el santuario fueron guiados por el cura titular de la parroquia, Francisco Javier Cuesta, que les explicó parte de las figuras, capiteles y retablos que decoran las tres naves y las tres capillas que se encuentran en el interior del templo, así como su impresionante órgano que hace tiempo dejó de funcionar.

«Todos venimos a ver esta iglesia románica aunque tiene alguna influencia renacentista, no en vano es una iglesia que empezó en los siglo XII-XIII, pero ha tenido distintas épocas de actuación hasta el siglo XVIII», señaló Suárez-Quiñones, explicando que se trata de un edificio de un valor artístico patrimonial «muy relevante».

Fotos

Vídeos