Huelga indefinida en los autobuses urbanos de Palencia

Trabajadores concentrados ante las puertas de la empresa./Antonio Quintero
Trabajadores concentrados ante las puertas de la empresa. / Antonio Quintero

El Ayuntamiento decreta servicios mínimos del 50% y la empresa solicita el aplazamiento hasta que se cumplan los 15 días de negociación

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

Después de más de tres horas de negociaciones, la representación sindical de los trabajadores de Palbús y la dirección de la empresa no han logrado ningún punto de entendimiento, con lo que la convocatoria de huelga indefinida prevista para la jornada de este martes, 8 de mayo, sigue adelante. Por su parte, la empresa hizo un llamamiento a los trabajadores para que aplacen la convocatoria hasta que se agoten los 15 días fijados para la negociación, con la esperanza de alcanzar un acuerdo que evite perjuicios a todas las partes, especialmente a los ciudadanos de Palencia y los usuarios del servicio.

El auerdo no fue posible y, así, los usuarios habituales de los autobuses urbanos de Palencia deben tener en cuenta que no circularán el número habitual de vehículos ni se mantendrán los horarios y las frecuencias que figuran en los paneles informativos de las paradas.

Noticias relacionadas

La falta de entendimiento en la negociación del convenio ha llegado a tal extremo que no se logró ni siquiera pactar los servicios mínimos que deben cumplirse durante las jornadas de huelga, por lo que el Ayuntamiento de Palencia, administración de la que depende directamente la prestación del servicio, aunque lo tenga concedido mediante concurso público a la empresa Palbús, ha establecido unos horarios de servicios mínimos que suponen en la práctica la circulación del 50% de los autobuses diarios, tanto para los días laborables, como para los sábados, domingos y festivos, dado que no se trata de una convocatoria de huelga puntual para un solo día, sino de carácter indefinido.

La crítica del PSOE al alcalde

◄«El Grupo Municipal Socialista solicita al alcalde que intente buscar solución al conflicto existente entre empresa y trabajadores del servicio de transporte ante las noticias de falta de acuerdo y por tanto mantenimiento de huelga en dicho servicio.

Miriam Andrés considera que el alcalde se ha mojado muy poco en este conflicto y que parece que hay una voluntad de seguir las premisas de la empresa, como así ha quedado patente en el establecimiento del 50% de servicios mínimos sin haberse negociado con los propios trabajadores.

De este modo, considera la portavoz socialista que la empresa toma de rehenes tanto a los trabajadores como a los usuarios del servicio de transporte y se cuida mucho de las posibles sanciones que una paralización del servicio conllevaría.

El PSOE pide horas de negociación e intermediación al alcalde y a su equipo como en su día se produjeron en gobierno socialista y reclama mayor compromiso del Ayuntamiento en la resolución del conflicto, recordándole que tendrá al grupo socialista siempre al lado en la defensa de los derechos laborales y en la consecución de un servicio público de calidad , por cierto, como el que dejó el PSOE en la ciudad»

Durante la reunión, los trabajadores insistieron en que únicamente aceptarían desconvocar la huelga si la empresa se comprometía a renunciar a la aplicación del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, que permite la modificación sustancial de las condiciones de trabajo. La propuesta no fue aceptada por la dirección de Palbús, que sigue insistiendo en que la única viabilidad de la empresa, dadas las pérdidas que acumula con el cumplimiento del contrato, es la aplicación de un nuevo convenio a los trabajadores.

Petición de Palbús para agotar la negociación

La empresa quiere que se aplique el acuerdo marco sectorial, que es muy inferior en cuanto a salarios y prestaciones que el convenio colectivo que hasta ahora se aplica en Palbús, que procede de la anterior concesionaria Upalsa y que caducó hace dos años, por lo que se ha venido prorrogando hasta ahora.

La empresa argumenta que una vez que se ha abierto el proceso de negociación de un nuevo convenio, el anterior acuerdo colectivo ya no es de aplicación obligatoria al haber expirado, y dadas las pérdidas acumuladas pueden modificarse las condiciones laborales, con lo que propone la aplicación del convenio sectorial provincial.

Para mitigar las pérdidas económicas, que la propia empresa ha calculado en el 65%, la dirección ha ofrecido a los empleados que proceden del anterior contrato que sobre ese convenio sectorial les aplicaría una subida del 20%. La empresa ha pedido también a los sindicatos agoten la negociación. «La dirección de la empresa ha solicitado que se agote el plazo de 15 días legalmente establecido para llegar a un acuerdo antes de iniciar la huelga, y no perjudicar así a los ciudadanos de Palencia usuarios del servicio de transporte público», se afirma en un comunicado difundido anoche por Palbús.

En este comunicado también se afirma que «la empresa espera que los representantes de los trabajadores agoten todos los plazos de negociación para llegar a un acuerdo, como mejor vía para conseguir el objetivo común de garantizar la viabilidad económica, el empleo y la prestación de un servicio público de calidad».

Palbús ha explicado además que la grave situación de pérdidas en la que se encuentra la compañía está motivada «por los sucesivos incrementos de red decretados por el Ayuntamiento de Palencia, a mayores de los establecidos inicialmente en el contrato».

Los sindicatos han rechazado estas medidas y exigen el mantenimiento del convenio actual, que consideran asegurado por el contrato firmado con el Ayuntamiento, ya que la concesión del servicio implica la subrogación de los trabajadores con sus condiciones laborales.

Los trabajadores, que llevan con el sueldo congelado desde 2012 han renunciado a reclamar una subida y aceptaría la congelación salarial un año más, siempre que se retire la aplicación del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

Ante la falta de acuerdo, se aplicarán los servicios mínimos decretados por la Alcaldía, que, en un comunicado, ha señalado que pretenden garantizar el servicio a los ciudadanos que lo necesiten, en especial a la hora de entrada a las facultades universitarias y los centros hospitalarios y de trabajo. Se aplica por regla general la prestación del 50% de los trayectos, con un mínimo de un autobús por línea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos