«El fuego estaba muy alto, temí una explosión»

La palentina Sandra Paramio vivió impactada el incendio y desalojo en el festival Tomorrowland

Sandra Paramio, a la izquierda en el Festival Tomorrowland./NORTE
Sandra Paramio, a la izquierda en el Festival Tomorrowland. / NORTE
Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPALENCIA

«De repente todo comenzó a arder, las llamas iban a más y había un intenso humo negro», rememora la palentina Sandra Paramio, horas más tarde de ser desalojada del Festival Tomorrowland –junto a otras 22.000 personas– en Santa Coloma de Gramenet. «Todo el mundo tirábamos hacia atrás, porque el fuego estaba en el escenario, y temí una estampida porque la gente estaba muy nerviosa», añade.

«El fuego estaba muy alto y pensé que podía explotar un altavoz o algo», argumenta la palentina, que viajó hasta Barcelona, con su pareja y unos amigos, exclusivamente para acudir al festival. «Abrieron todas las puertas de salida, pero los bomberos tardaron mucho en llegar. Todo ardía rapidísimo, era suelo artificial y lona», agrega.

«Lo que más me fastidia es que es un festival único, que no se va a volver a repetir»

Ellos lograron, una hora y media después de que se hubiera originado el incendio, coger un taxi para salir de aquella locura. «Algunos aprovechaban el descontrol para destrozar el mobiliario y las instalaciones y otros para robar todo lo que había. Entró la seguridad para intentar parar ese desastre», señala.

Desconexión con Bélgica

El incendio comenzó durante el espectáculo pirotécnico y aún se investiga cómo se produjo. «De repente, la conexión con Bélgica se cortó y pusieron en la pantalla principal cómo llegar a las salidas de emergencia», explica Sandra Paramio.

Incendio del escenario del festival Tomorrowland.
Incendio del escenario del festival Tomorrowland. / REUTERS

El Tomorrowland es un festival de música electrónica que se celebra en Bélgica y se emite con pantallas en Brasil y Estados Unidos. En esta, su décima edición, decidieron incluir a nueve países más entre los que se encontraba España.

«Lo que más me fastidia es que era un festival único, que no va a volver aquí nunca, y encima justo empezaban Dimitri Vegas&Like Mike, que era lo que yo quería ver», señala. Y es que Sandra Paramio había intentado los últimos años comprar entradas –sin éxito– para la cita belga. «Me inscribía días antes en su página web y el día que se ponían a la venta estaba horas, pero es imposible, siempre se agotan antes de que pueda comprarlas», explica.

«Y para nosotros no fue un drama, pero había mucha gente extranjera, que había venido solo para esto y que se iban a quedar a dormir dentro del recinto», explica Sandra Paramio, ya de vuelta en Palencia.

La organización ha comunicado que devolverá el dinero íntegro de la entrada –67 euros ‘on line’– y también la recarga de las pulseras individuales –con las que podían comprar dentro del recinto sin dinero en metálico ni tarjetas de crédito–.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos