El futuro de la fiesta pisa el albero de Palencia gracias a Víctor Barrio

Ginés Marín enseña a usar la muleta a uno de los pequeños que participó en los talleres. / Marta Moras

La fundación del malogrado matador organiza unos talleres para niños con Ginés Marín, Luis David Adame y Juan Del Álamo

EL NORTEPalencia

La memoria de Víctor Barrio está muy presente para la afición palentina, y prueba de ello es el mosaico con la imagen del matador sepulvedano que se presentó el jueves en la Plaza de Campos Góticos. El gesto en el coso ha sido solo uno más de los cientos que ha recibido el malogrado diestro, que ahora sigue dando lecciones taurinas gracias a su fundación, que organizó ayer en Palencia una jornada en la que los más pequeños disfrutaron de una serie de talleres destinados a la promoción y la enseñanza de la tauromaquia a las futuras generaciones.

Los toreros Luis David Adame, Juan del Álamo y Ginés Marín fueron la gran atracción de estos talleres, ya que los tres enseñaron a los pequeños a dar sus primeros pases. Luis David Adame no dejó de hacerse fotos con unos y otros tras su triunfo del viernes, mientras que Marín y Del Álamo, que aún no habían actuado en Palencia, escucharon una y mil veces la frase «suerte, maestro».

Los talleres en los que los pequeños fabricaron sus propios trastos fueron todo un éxito y, las banderillas confeccionadas por los niños dieron mucho juego posteriormente, cuando Luis David Adame explicó cómo se usan sobre el albero.

Una de las inquietudes de Víctor Barrio, recién cumplido el primer aniversario de su fallecimiento en Teruel, fue siempre la de llevar la tauromaquia a los más pequeños, algo que ha conseguido ahora gracias a su fundación.

Fotos

Vídeos