Los fieles de Tierra de Campos veneran a la Virgen de Alconada

Los danzantes bailan un paloteo a la Virgen de Alconada. / Marta Moras

Cientos de vecinos de la comarca danzan y rezan a la popular imagen mariana del monasterio cisterciense

FERNANDO CABALLEROPalencia

El santuario de Alconada, regido por monjas cistercienses, se ha convertido este viernes, como cada 8 de septiembre –festividad de la Natividad de la Virgen, que la Iglesia Católica celebra justo nueve meses después de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre–, en la capital religiosa de la comarca de Campos.

La talla románica, datada a finales del siglo XII y principios del XIII, fue venerada en el monasterio por cientos de peregrinos que desde primeras horas de la mañana –los primeros suelen proceder de Dueñas, que realizan el camino a pie– participaron en alguna de las cinco misas programadas, desde las 9:30 a las 12:30, cuando se celebra la principal.

Esta fue presidida por el sacerdote Raúl Muelas, que pronto dejará la Diócesis para volver a su tierra natal, Talavera de la Reina. Junto a él, siete concelebrantes: el párroco de Ampudia, David Pérez; los hermanos José María y Ricardo Gómez Laso; Marino Bravo; Manuel Zarzuelo Villaverde –natural de Ampudia–, Anselmo Bellota y un agustino que viene de Argentina.

La abadesa del santuario, Mónica Vaquero, destacó al termino de la romería la «profunda devoción con la que los peregrinos viven esta romería, devoción que enternece». El ofrecimiento de los niños de hasta dos años a la Virgen, acto que se incorporó a la romería en 2015, se repitido «con mucha ternura».

Tras la misa mayor, la talla mariana salió de su santuario e inició una procesión por la pradera precedida por los danzantes de Ampudia, que bailaron una danza de paloteo.

Para las cenobitas cistercienses, ayer fue un día, según lo describió la abadesa, «intenso, de mucho trabajo desde muy temprano, pero nos enriquece ver la fe que existe y compartirla». Devoción que se extiende a toda la comarca terracampina, pues al santuario de Alconada se acercaron vecinos de Villarramiel, Santa Cecilia y Fuentes de Nava, entre otros, además de Dueñas y, cómo no, los vecinos de Ampudia.

Fotos

Vídeos