El Festival de Jazz concluye con la satisfacción de crear buen ambiente en Palencia

José Ángel Zapatero, organizador del Festival de Jazz de Palencia./Antonio Quintero
José Ángel Zapatero, organizador del Festival de Jazz de Palencia. / Antonio Quintero

José Ángel Zapatero asegura que el ciclo ha crecido este año en diversidad de actividades y en la calidad de los conciertos

FERNANDO CABALLEROPalencia

Un espectacular concierto con Roberto Fonseca como líder de una banda en formato de octeto clausuró este domingo el Jazz Festival Palencia. Atrás han quedado diez días de gran música, música de calidad de un género que cada día gana adeptos, sobre todo si se escuchan conciertos como los cinco que se han celebrado en el Teatro Principal. El organizador del ciclo, José Ángel Zapatero, no ocultaba su satisfacción. «Este es el año que ha crecido el festival en diversidad de actos relacionados con el jazz y en la calidad de los conciertos. Ha sido el programa más ambicioso que hemos tenido de los cuatro años que llevamos. Y la respuesta del público, que es realmente lo que importa, no ha podido ser mejor en todas las actividades que hemos organizado, que han estado llenas, incluidos los conciertos, lo que es la mejor recompensa para pulsar cómo ha ido el festival», asegura.

Fotos

Zapatero considera que se ha conseguido trasladar a la calle el ambiente de festival de jazz. «Se trataba de que todo el mundo se acercara al jazz cada uno desde sus posibilidades. Celebrando actividades por la calle o gastronómicas, a las que tiene acceso todo el mundo, conseguimos un ambiente en la ciudad de festival que hace también que vengan espectadores a Palencia desde otras ciudades», asegura.

Zapatero señala que los músicos que han actuado estos días en Palencia –Ray Gelato, Kyle Eastwood, Chano Domínguez, Chinas Moses y anoche Roberto Fonseca, todos ellos acompañados de sus respectivos instrumentistas– se han ido con una «magnífica sensación», primero por el Teatro Principal, que les ha parecido precioso y les ha sorprendido, y luego por la respuesta del público, que ha sido buena no solo en cantidad, sino en la «acogida cariñosísima que han recibido, por el calor que les ha dado con sus aplausos», según palabras de Zapatero. Músicos, por otro lado, que, como divos que son, han pedido a la organización «cosas extrañas, pero dentro de nuestras posibilidades, nada inalcanzable», puntualiza José Ángel Zapatero con una sonrisa en los labios.

Ya en la mente 2018

De cara al próximo año, el organizador del Jazz Palencia Festival ya piensa en la contratación de los grandes conciertos, que se definen con mucho tiempo de antelación, ya que hay que cuadrar fechas en giras de pocos conciertos en España y se trata de que uno se celebra en Palencia. Precisamente, este hecho da pie a Zapatero a aseverar que «Palencia empieza a sonar en los circuitos internacionales de jazz». «Además, si los artistas se van de Palencia satisfechos por el resultado su actuación y la respuesta del público, hablan bien con otros músicos», apostilla. «Con esta cuarta edición, el festival está muy consolidado y ya estamos en el mapa jazzistico de España en la temporada de otoño», asevera.

Por último, el también editor de Cálamo y Menos Cuarto se muestra satisfecho por el desarrollo de las actividades paralelas del festival. «Han sido actividades para todos los públicos, todo los gustos y todos los bolsillos, que han funcionado muy bien», señala en referencia a las proyecciones de películas, a las tapas con nombres de jazz en los bares y restaurantes –«me han comentado los hosteleros que sí han notado un incremento de clientes a la salida de los conciertos y sobre todo los fines de semana», señala– y a la presencia de bandas de animación en la calle El Puntillo Canalla y la Pixie & Dixie Band –«han tenido el efecto del flautista de Hamelin con toda la gente detrás escuchando», apostilla–. «Sí que ha habido un buen ambiente en toda la ciudad durante esta semana», concluye.

Fotos

Vídeos