La Diputación destinará los 4,3 millones de superávit a carreteras e infraestructuras

María José de la Fuente, Luis Calderón, Carmen Fernández y Javier San Millán flanquean a la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén.
María José de la Fuente, Luis Calderón, Carmen Fernández y Javier San Millán flanquean a la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén. / MARTA MORAS

La mejora del pabellón de Villamuriel recibirá medio millón de euros de las inversiones denominadas financieramente sostenibles

J. OLANOPALENCIA

La Diputación ha decidido dedicar los 4,3 millones de euros que maneja de superávit a inversiones (denominadas IFS, es decir inversiones financieramente sostenibles, como establece la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria). El Pleno de la institución provincial aprobó ayer (con la abstención de PSOE, Ganemos y Ciudadanos) el destino de los 4.298.903,44 euros a carreteras provinciales e infraestructuras municipales. Para carreteras, se dedicarán 2 millones de euros, a la mejora del abastecimiento y saneamiento municipal, otros 631.000 euros; a edificios e infraestructuras municipales, otro millón de euros; mientras que las mejoras en el pabellón de Villamuriel de Cerrato acaparan medio millón de euros del gasto. Finalmente, la residencia de mayores de San Telmo recibirá 95.898 euros.

La declaración de obras financieramente sostenibles y la aplicación del superávit suele hacerse en el mes de marzo. Pero el retraso en la aprobación de los Presupuestos del Estado ha motivado la demora hasta el mes de julio. Para paliar este previsible retraso, la Diputación aprobó en febrero destinar parte del remanente líquido a los proyectos considerados como financieramente sostenibles. Además, la Diputación ha justificado que los préstamos ahora en vigor se encuentran financiados a unos tipos óptimos, por lo que ha decidido el destino a inversiones financieramente sostenibles necesarias para la provincia en lugar de amortizar deuda anticipadamente.

El Pleno aprobó ayer la modificación, que supone aumentar dichas actuaciones de 3,6 a 4,2 millones y calificarlas todas como IFS. Esta modificación permite que se financien con una parte del remanente que de otra forma tendría que dedicarse a la amortización anticipada de deuda. El diputado de Hacienda, Javier San Millán, destacó ayer que esta gestión financiera de la Diputación «realizada con previsión, supone que la mayor parte de las obras declaradas hoy IFS se encuentran ya en fase de contratación e incluso algunas en ejecución», señaló.

Una vez liberados los importes del remanente de Tesorería, la Diputación dedicará una partida a la mejora de la red de transporte de viajeros, y otra al incremento salarial de los trabajadores de la institución provincial. Precisamente, las mejoras en el servicio de ferrocarril de vía estrecha solicitadas por Ciudadanos hicieron que el PP recogiera el guante de la propuesta.

La oposición se abstuvo tanto en la aprobación del destino del superávit presupuestario de 2016 y la declaración de las inversiones sostenibles de 2017, así como en el expediente de modificación del presupuesto mediante un crédito extraordinario. Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Juan Cruz Vidal, indicó que no apoyaría estas modificaciones de crédito, «por la falta de criterio político», dijo respecto a la mejora del firme de las carreteras y no a la señalización.

El portavoz de Ganemos, Félix Iglesias, criticó que desde hace un par de años «se juegue con el remanente para dedicarlo a carreteras, igual que el Ayuntamiento de Palencia juegue con esas partidas para las fiestas», dijo con ironía mirando hacia el alcalde de Palencia y diputado provincial, Alfonso Polanco.

Finalmente, el portavoz del PSOE, Miguel Ángel Blanco, destacó para justificar la abstención de su grupo que «en cuestión del fondo y el fin del dinero estamos de acuerdo, pero no en cuanto a cómo sigue tratando el Ministerio a la Diputación de Palencia, que retrasa las inversiones, cuando somos tan cumplidores», dijo para argumentar la abstención.

Unanimidad para retirar la Medalla de Oro a Franco

El pleno de la Diputación de Palencia aprobó ayer por unanimidad la propuesta para retirar la Medalla de Oro que la institución concedió a Francisco Franco Bahamonde, jefe del Estado desde 1936 hasta 1975; a Víctor Fragoso del Toro, que fue gobernador civil de Palencia (se concedió en 1962); al Fernando Herrero Tejedor (1975), que fue secretario general del Movimiento y falleció cuando regresaba a Madrid después de inaugurar el Campo de la Juventud; al Frente de Juventudes (1968) y a la Organización Sindical (1973).

La retirada de estas distinciones vio propuesta por una moción de Ganemos, que apoyaron todos los grupos políticos. Entonces, el PP inició el expediente para iniciar los trámites de revocación de los acuerdos por lo que se concedieron las medallas.

Perdidos en el referéndum catalán y las especies exóticas

Las obras y los proyectos a los que la Diputación dedicará los 4,3 millones del superávit pasaron de largo en el Pleno si se compara el tiempo que acapararon el referéndum secesionista de Cataluña y la defensa del mundo rural a favor de los efectos económicos de las especies exóticas invasoras. Un primer debate a raíz de la propuesta del PP para expresar el rechazo unánime al referéndum fuera del marco de la Constitución, con la lectura del discurso de Ortega y Gasset sobre el Estatuto de Cataluña de 1932 como recomendación, suscitó el voto a favor de Ciudadanos y PSOE, y el ‘no’ de Ganemos. Un segundo debate sobre la avispa asiática como especie invasora o la prohibición de la pesca del cangrejo, derivó en la aprobación de la moción propuesta por el PP con el voto a favor de Ciudadanos, el ‘no’ de Ganemos y la abstención del PSOE, además del hastío y hasta el ridículo.

Fotos

Vídeos