Dianas y pasacalles en mave

Los vecinos celebran sus populares fiestas de San Lorenzo con una gran colecta que recorre toda la localidad

Pasacalles en Mave.
Pasacalles en Mave. / Nuria Estalayo
NURIA ESTALAYOPalencia

Suena la música. Se acercan los vecinos, y bailan con sus disfraces, sus camisetas u otro ropaje, pero es Isabelita con su colorido vestido confeccionado este año con globos, la que más se mueve. Ya se ve la primera mesa llena de bebidas y viandas. Comenzaron las dianas en la localidad de Mave. Esta pedanía del municipio de Aguilar de Campoo celebra estos días sus fiestas patronales de San Lorenzo. «Siempre se celebra el día 10 de agosto, caiga como caiga», señala Alberto García de los Ríos Gutiérrez, presidente de la Junta Vecinal, «y las Dianas durante la mañana del día 11».

Esta tradición de San Lorencillo, como se denomina el día después de la fiesta del patrono, se remonta a muchos años atrás. «Se ha hecho desde siempre», señalan los vecinos de más edad. Es una manera de celebrar la fiesta el pueblo unido yendo acompañados de la charanga y la banderola todos juntos de casa en casa, y saboreando de lo que cada vecino quiera ofrecer. «Una fiesta donde todo el mundo es amigo y todos vienen a disfrutar», declara el alcalde pedáneo.

Una gran variedad de comida (patatas, aceitunas, tortilla, morcilla, jijas, sardinillas, cangrejos, pastas, gominolas…) y de bebida (sangría, cerveza, vino, mistela, refrescos…) se consume a lo largo de la mañana. Hasta las 15.30 que duran las dianas se van recorriendo las mesas llenas de alimentos frente a cada una de las entradas, donde también se ven desfilar bandejas para acercar los suministros a los allí presentes. Todos degustan los manjares, dulces y salados, paseando de puerta en puerta. «Algunos son muy populares y esperados como las rosquillas de Alicia», revela el regidor.

Alrededor de 30 viviendas se visitan, casi todas las de este pueblo de 74 habitantes, el cual en verano cuadriplica o quintuplica su población. Isabel García ‘Isabelita’ no para de bailar ni de recoger en su bolsa las aportaciones de los vecinos. «Cada uno contribuye con lo que quiere y con ello pagamos parte del coste de las fiestas patronales», explica García de los Ríos. El presupuesto suele rondar los 6.000 euros. El pueblo cuenta con una subvención de 600 euros del ayuntamiento de Aguilar, pero son estas aportaciones de los asistentes a dianas (el año pasado llegaron a recaudarse 2.000 euros), la venta de camisetas y la carrera popular lo que contribuye mayormente a sufragar los gastos. La fiesta continúa hasta la jornada de hoy, con juegos, bailes y degustaciones.

Fotos

Vídeos