Detenido un vecino de Villaherreros por tener un jabalí en cautividad

Un Guardia Civil con el jabalí en cautividad. / El Norte

El hombre ha explicado que recogió al animal en una cacería cuando era un rayón y su madre fue abatida

EL NORTEPalencia

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, en sus cometidos de control sobre animales y su bienestar, así como en el uso responsable de los recursos naturales, y en el desarrollo de una conciencia ambiental colectiva y responsable, ha tenido conocimiento de la posible existencia en el patio de una vivienda, en la localidad de Villaherreros, de un espécimen de jabalí. Trasladados a dicho lugar, observaron, la existencia de una hembra adulta, criada en cautividad en una cerca de alambre de unos ochos metros cuadrados y suelo de tierra del patio de la vivienda, sin ningún crotal o marca auricular que habilite su tenencia y posesión, pero en buenas condiciones higiénico-sanitarias.

El propietario de la vivienda informó a la Guardia Civil que el jabalí lo recogió cuando era un rayón en una cacería, porque la madre fue abatida y que lo ha criado durante dos años y medio, careciendo de documentación que ampare su posesión.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia, por la posesión de un jabalí en cautividad sin autorización, ya que esta circunstancia constituye una supuesta vulneración a la normativa sobre Caza en Castilla y León, en concordancia con la Ley 4/2015, del Patrimonio Natural de Castilla y León.

La Guardia Civil recuerda que está prohibida la posesión de animales salvajes en cautividad, sin la correspondiente autorización. De este modo, el Seprona quiere poner de manifiesto que su uso como mascotas contribuye a la extinción de muchas especies, y contribuye a la desaparición de la fauna autóctona, debido a que la liberación de estos animales provoca desequilibrios entre las especies.

Fotos

Vídeos