«Debemos ser honestos, no hacer las cosas para complacer a los demás»

Pilar Antón posa con su libro.
Pilar Antón posa con su libro. / Antonio Quintero

Pilar Antón, autora del libro ‘Naturaleza de un sistema no lineal’, destaca que «las vibraciones están ahí aunque no puedan verse»

PABLO M. PUENTEPalencia

Licenciada en Telecomunicaciones en la Universidad de Barcelona con especialización en imagen y sonido. Después de trabajar en Barcelona, esta palentina se trasladó a Zaragoza, donde en la actualidad imparte clases de Informática, Robótica y Programación. Pilar Antón Simón presenta hoy viernes (a las 19:00 horas en el centro cultural Lecrác) ‘Naturaleza de un sistema no lineal’, un libro sobre la energía y las vibraciones que ha conseguido hacer de la forma más sencilla posible para explicar su forma de ver la vida a través de un experimento basado en unas latas.

–¿Por qué un libro para apoyar la teoría de Tesla de ‘Si quieres entender el Universo, piensa en energía, frecuencia y vibración’?

–Al acabar la carrera técnica en la asignatura de Medidas acústicas, el profesor me propuso hacer un proyecto relacionado con eso. Él trabajaba mirando la resistencia de los materiales sometiéndolos a vibraciones. En las mediciones se producen desviaciones, que es lo que está fuera de la linealidad o el comportamiento normativo. Seguimos las teorías de científicos, como Duffin o Manderbolt, de sistemas no lineales, fractales y teorías del caos. Con el experimento, llegamos a unas medidas y comportamientos frecuenciales que corroboraban sus estudios. Al terminar me quedaron ganas de trabajar en una publicación que por cuestión de tiempo no he podido sacar a la luz hasta ahora.

–¿Cómo funciona el experimento de las latas?

–Las latas están sobre un soporte rígido para que no se produzcan inestabilidades. Son seis en total, conectadas entre sí para que se transmita la vibración. En el extremo inicial, se pone un altavoz, que está conectado a un amplificador y a un generador de frecuencias. Se ponen acelerómetros en algunas latas y se analiza el espectro. Así registramos gráficas, que representan el nivel espectral de las frecuencias a las que está vibrando ese sistema. La interpretación de esas gráficas es lo que llevó a corroborar las características que se tienen que cumplir para poder diferenciar si es un sistema no lineal o si entra en un caos, que es una no linealidad muy desbordada.

–¿Qué es un sistema no lineal?

–Cuando haces un estudio de un sistema dinámico, que está en continuo movimiento, existe el riesgo de que aparezcan reacciones que no son las esperadas, complejas de poder describir y que a largo plazo no se pueden controlar porque tienen resultados inciertos. Se parte de un modelo determinista sencillo y simple, pero que a lo largo del tiempo se aleja de lo que se espera. Yo lo enfoqué hacia los diferentes departamentos de una empresa. En dirección, se plantea un objetivo de formación, con una serie de contenidos determinados y solamente con 100 horas. Cuando lo trasladas a los diferentes departamentos para llevarlo a cabo, ves que no es posible con lo que se había pensado, porque se producen una serie de desviaciones.

–¿Con este estudio se puede llegar a entender mejor el mundo?

–Sí. Pongo otro ejemplo en otro campo. A veces, existe la creencia de que un sistema lineal funciona bien y uno no lineal, mal. Pero el cerebro, cuando tiene un ataque epiléptico, es porque entra en funcionamiento lineal, y la manera para que salga del ataque es darle pequeños microimpulsos eléctricos de manera que vuelva a funcionar de una manera no lineal.

–¿El reiki o el feng shui y este tipo de disciplinas ayudan?

–Es la manera por la que voy a enfocar la presentación. Tuve que buscar en el sistema cuál era la frecuencia natural, que es aquella huella digital que tenemos todos y que nos caracteriza. Para encontrarla, tuve que dar muchas frecuencias externas y entre todo el rango de frecuencia, ver cuál era la que daba una amplitud mayor. Y así, llegué a la frecuencia natural.

–¿Cómo se puede conocer cuál es la frecuencia de cada uno?

–A través de la meditación, porque tenemos mucho ruido mental. Hay que escucharse e intentar ser honestos, no hacer las cosas con el objetivo de complacer a los demás. Se empieza con pequeñas cosas y eso te lleva hacer otras que están relacionadas. Sabes si lo estas haciendo bien según como te sientes, la guía interna son las emociones. Nuestro diagrama espectral interno es nuestra escala emocional. Y hay que estar muy atento porque es muy complicado, nos rodean mucho ruido e interferencias, que nos hacen desviarnos.

–Alguien con estos conocimientos como usted, ¿qué tipo de música escucha?

–Me gusta mucho la música clásica. Hago mucho pilates y body-balance, que es mezcla de taichi, yoga y pilates. Ahí escuchamos música parecida a la clásica. Son músicas armónicas y poco ruidosas, que ayudan a centrarse y no alteran. Y son acordes al movimiento corporal de estas prácticas. Músicas suaves, rítmicas, bastante marcadas, que sobretodo me hacen sentir bien.

–¿Cómo piensa trasmitir al público palentino un libro que parece un poco complejo a simple vista?

–Cada uno, según las circunstancias que vive, a veces se pregunta por qué me pasa esto o aquello. El libro es una manera un poco más tangible de explicar por qué vivimos lo que vivimos y nos pasa lo que nos pasa, porque nada es casual. Por eso, hago mención a Tesla y el mundo holográfico, porque todo lo que vivimos en nuestro interior y cómo nos sentimos hace que después actuemos acorde a ello. Y en función de cómo actuamos, es como vivimos. Si prestamos atención a lo que vivimos, es el espejo de cómo estamos internamente.

–¿Y qué consejo les da a los que se animen a leerlo?

–Que para cambiar la forma de vivir, tienes que conocerte por dentro. Las vibraciones y frecuencias están, aunque no se vean. Yel libro es una de tantas maneras que hay para explicarlo, y yo aporto mi granito de arena. Cada persona es un mundo y a cada uno le llegará de una manera diferente, pero sobre todo mi intención es que de alguna manera puedan aplicarlo a su vida.

Fotos

Vídeos