Cuatro años a ritmo de tango en Palencia

Participantes en la milonga celebrada el domingo en Lecrac. /Marta Moras
Participantes en la milonga celebrada el domingo en Lecrac. / Marta Moras

La asociación El Abrazo, que conmemora su cuarto año de actividad, da la bienvenida al nuevo año con la Milonga del Roscón

PABLO M. PUENTEPalencia

Lejos del ‘reggaeton’ y de las luces de discoteca se encuentran los bailes de siempre, los de agarrar a tu pareja y bailar con sentimiento. Un estilo que no necesita seguir modas para mantener su belleza y tradición. Desde hace cuatro años, la asociación El Abrazo es la encargada de acercar el tango argentino a todos los palentinos. Un colectivo que suma cerca de cuarenta socios y trata de poner en valor la magia y pasión del baile. Charo Andrés, profesora de tango argentino, asegura que el abrazo profundo del tango en el baile es «su característica más importante». Y de ahí, el nombre de su asociación.

La intención del colectivo durante sus cuatro años de vida es promocionar este baile y conseguir que cada día más personas se aficionen al tradicional tango. En el comienzo del curso académico, la asociación organiza todos los años unos talleres de iniciación gratuitos en los diferentes Centros de Acción Social (CEAS) de los barrios palentinos. La mayoría de los cuarenta socios que forman el colectivo en la actualidad son bailarines y profesores de baile, pero también acogen a cualquiera que tenga afición por tocar su propia música.

Además, otras de las labores que realizan desde la asociación, es preocuparse por conseguir salas donde los socios puedan ir a ensayar en un lugar amplio. El colectivo acude varios días a la semana al CEAS de la Avenida Madrid, donde tienen una sala reservada. También tratan de llevar su pasión por el tango a los pueblos de la provincia, donde encuentran muchos aficionados.

La actividad estrella del colectivo tiene lugar los terceros sábados de cada mes en la cafetería del Parque del Salón. Todos sus socios organizar una milonga, un tipo de baile argentino en grupo.

Una milonga especial es la que celebró ayer la asociación para dar la bienvenida al nuevo año. Los participantes no solo disfrutaron de una buena música, sino también de roscón de reyes en compañía de aficionados y profesionales del baile. Fue la cuarta edición de la milonga del roscón, una actividad que permite a los palentinos amantes del tango encontrarse con los de otras provincias de Castilla y León.

Además, en estos cuatro años de vida han organizado varios eventos especiales que cuentan con la participación de profesionales de reconocido prestigio nacional e internacional.

Coincidiendo con el Día Internacional del Tango, Alberto Herreros, socio de El Abrazo, presentó hace unase semanas su disco en el auditorio del Lecrác. Una muestra de cómo la asociación trata de atraer y unir a verdaderos profesionales y apasionados del baile.

Como reto, uno de los propósitos fundamentales del colectivo es conseguir llamar la atención de la gente joven. Cuesta acercar el tango a las nuevas generaciones, porque «la música que se baila es de principio de siglo y no tiene la base rítmica que tiene la música actual, que parece que te sale bailar solo», apunta la profesora de tango Charo Andrés. El tango, al contrario que las nuevas modas actuales, se suele bailar en milongas. Es decir, es un baile en grupo y con intercambios de pareja, «un protocolo marcado que también puede que sea lo que no anima a los jóvenes», detalla la profesora de baile.

El tango, para Charo Andrés, es parte de su vida. «Siempre me ha llamado la atención, estéticamente y sus movimientos», explica. Mucho de su aprendizaje ha sido autodidacta, pero también ha recibido formación de los mejores profesionales. Durante los cuatro años de vida de la asociación, son muchos quienes han bailado al son del tango. Así, esperan que más palentinos se unan al colectivo. Cuando se empieza a bailar tango, «te engancha».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos