La Junta restaura el Cristo del Amparo de Pedraza de Campos

El delegado de la junta (derecha), Luis Domingo, junto al Cristo de Pedraza de Campos durante labores de restauración. / El Norte

Los trabajos comenzaron en mayo y están valorados en 9.500 euros

EL NORTEPalencia

Desde el mes de mayo, la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, a través del Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León (CCRBC de C y L) viene realizando los trabajos de restauración del Cristo del Amparo de Pedraza de Campos. Dichos trabajos están valorados en 9.500€ con un plazo de ejecución de cinco meses.

El delegado de la Junta de Castilla y León, Luis Domingo González, visitó el pasado martes el municipio y se interesó por las labores de restauración que se llevan a cabo.

La imagen del Cristo es venerada en la iglesia parroquial de San Cipriano, y preside un retablo situado en el lado del Evangelio del templo. Se trata de una imagen de dimensiones cercanas al natural, de estilo gótico cuya factura se puede encuadrar en el siglo XIV. Antes recibía culto en una ermita propia, a las afueras del núcleo urbano de Pedraza de Campos. Posiblemente por mal estado de conservación de la ermita se trasladó con su retablo a la iglesia parroquial. Es considerado patrón de la localidad y en la festividad de la Invención dela Santa Cruz el 3 de mayo, tiene su principal acto de culto, recorriendo las calles de Pedraza de Campos en procesión.

El Cristo es una talla policromada y se ciñe al prototipo de crucificados góticos del s. XIV antes de la restauración la imagen presentaba varios deterioros y alteraciones tales como: faltas de volumen en falanges de los dedos de una de las manos y un pie del crucificado; fendas de la madera, destacando una que recorre el antebrazo derecho; levantamientos de aparejos y policromía; depósitos de suciedad de origen diverso; un oscuro estrato de barnizo aceite secativo. La policromía que se contempla no es la originaria gótica, y se data en época barroca tardía.

Los trabajos de conservación-restauración que se realizan tienen en cuenta el marcado carácter cultual y devocional de la pieza y se solucionan los deterioros materiales de la obra tales como: adhesión y cohesión de los estratos polícromos; limpieza; desajustes y pérdida de cualidades mecánicas de los materiales escultóricos; eliminación de barnices; reintegración de volumen y cromática.

Desde 2016, a través del compromiso alcanzado por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León con la Diócesis de Palencia, se llevan a cabo estudios técnicos y trabajos de restauración de varios bienes que conforman el patrimonio histórico-artístico de titularidad diocesana en la provincia de Palencia. Además de la imagen del “Cristo Crucificado” (principios s. XV) de Carrión de los Condes, talla policromada, que se alberga en el Museo Parroquial de Santiago de la localidad, también se ha trabajado en un arca japonesa de estilo Nambán (h. 1639) de la Iglesia Parroquial de Valle de Cerrato y el conjunto de tallas del retablo de la capilla de los Santander-Calderón-Eraso de la Iglesia Parroquial de San Miguel de Saldaña.

Estas actuaciones son coordinadas y realizadas por el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León (CCRBC de C y L) dependiente de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, situado en la localidad de Simancas.

Actualmente se desarrollan los trabajos de restauración en el “Arca Nambám”. Se trata de una pieza que por su excepcional valor y singularidad se destinó como arqueta eucarística para cobijar al Santísimo Sacramento en el monumento instalado durante la Semana Santa en la Parroquia de Valle de Cerrato. Muy posiblemente tras el Concilio Vaticano II la arqueta se dejó de utilizar para ese fin y comenzó a entrar en un proceso de degradación muy profundo. A pesar de los graves deterioros que presenta se trata de una pieza de excepcional valor histórico y singularidad.

Además se han trasladado al CCRBC de Castilla y León el conjunto de tallas policromadas del retablo de la capilla del Santander de la iglesia de San Miguel de Saldaña para realizar un pormenorizado estudio y trabajos de conservación-restauración. Se trata de un interesante conjunto de esculturas formadas por tres relieves del s. XVI de marcada influencia flamenca en el que se representa en una escena central el “Llanto sobre Cristo muerto” flanqueado a ambos lados por “José de Arimatea” y “Nicodemo”. Completan el conjunto de tallas del retablo las imágenes de la “Inmaculada Concepción” s. XVI, “San Fernando Rey” s. XVIII, “Santo Domingo de Guzmán” s. XVIII y las tallas del remate del retablo de “Cristo Crucificado”, flanqueado por los dos ladrones s. XVI.

Fotos

Vídeos