El conflicto de Palbús enfrenta a los grupos políticos en el pleno

Numerosos trabajadores de Palbús en el pleno./Marta Moras
Numerosos trabajadores de Palbús en el pleno. / Marta Moras

Ganemos saca adelante una moción de apoyo a los trabajadores muy crítica con la empresa, a pesar del llamamiento a la prudencia del equipo de gobierno

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

La unidad de acción de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Palencia con respecto al conflicto laboral de la empresa concesionaria del servicio de transporte urbano se ha visto resquebrajada en el último pleno municipal.

Mientras Ganemos y PSOE han apoyado una propuesta de la plataforma izquierdista muy dura con la empresa, en la que se le invita a resolver el contrato y se expresa además que el Ayuntamiento de abrir un expediente sancionador por incumplimientos, el equipo de gobierno, del PP, votó en contra de la moción y pidió «prudencia y paciencia» antes de adoptar cualquier resolución que pueda perjudicar a los intereses de los trabajadores durante el proceso de negociación.

La moción salió adelante, puesto que Ciudadanos se abstuvo y los votos favorables de Ganemos y PSOE superaron a los del PP.

En la propuesta, se pide apoyo expreso del Ayuntamiento a los trabajadores de Palbús, así como el inicio de un procedimiento sancionador para la empresa por incumplimiento del contrato.

También se invita a la empresa a resolver el contrato si no llega a un acuerdo con los trabajadores en el marco de una negociación sobre su convenio actual y no sobre el convenio provincial del sector de transporte de viajeros, tal y como ha planteado inicialmente la empresa, aunque ahora haya aplazado esta medida, a la espera de renegociar con el Ayuntamiento algunos aspectos del contrato.

La moción también señala que el Ayuntamiento estudiará fórmulas sobre la vinculación laboral de los trabajadores con el Consistorio, a pesar de que iniciamente se hablaba de municipalización. A petición del PSOE se eliminó ese término, ya que los socialistas no consideran adecuada la asunción por parte del Ayuntamiento la gestión directa del servicio.

El debate, que fue largo y bronco en algunos momentos, mostró claras diferencias en el posicionamiento de todos los grupos, aunque todos quisieron dejar constancia de su apoyo absoluto a las pretensiones de los trabajadores de mantener su actual convenio colectivo y no aceptar la aplicación del convenio sectorial, con prestaciones muy inferiores.

La concejala de Servicios Públicos, Paloma Rivero, explicó que hay un plazo hasta el 1 de julio para que los técnicos de Palbús y del Ayuntamiento estudien posibilidad de reequilibrio del contrato para intentar paliar las pérdidas de la empresa, por lo que pidió paciencia y prudencia hasta esa fecha. Ciudadanos alertó de la posibilidad de que se estén maquillando los datos económicos para que la empresa pueda presionar al Ayuntamiento, mientras los socialistas demandan una auditoría externa de las cuentas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos