La Confederación del Duero rescata los capiteles románicos de Cenera de Zalima

Trabajos de retirada de las piedras de los restos de la iglesia de Cenera de Zalima. /Nuria Estalayo
Trabajos de retirada de las piedras de los restos de la iglesia de Cenera de Zalima. / Nuria Estalayo

El objetivo es evitar que vuelvan a anegarse junto a algunas columnas, bases y parte de los muros de la iglesia de Santa Eugenia

NURIA ESTALAYOAguilar

Piedra a piedra, marcada cada una con un número, está desmontando estos días la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para sustraer los capiteles románicos de la iglesia de Santa Eugenia de Cenera de Zalima. Los capiteles no se desplazarán solos, columnas, bases y algunos muros les acompañarán. A pesar de que hace 55 años permanecen bajo las aguas, los capiteles se encuentran en bastante buen estado.

Los trabajadores de la CHD trabajan desde el pasado lunes para extraer este patrimonio histórico y arquitectónico anegado por la construcción del embalse de Aguilar de Campoo a principios de los años sesenta del siglo pasado.

Este rescate sirve de respuesta a muchas voces que durante estos meses de sequía están clamando por recuperar estos tesoros que esconde el pantano, con el objetivo de evitar que sean presa del expolio o la destrucción. Asimismo, con ellos fuera de las aguas, además de su conservación, los ciudadanos podrán disfrutarlos en directo sin esperar a periodos de largo estiaje, si su destino final, como es de esperar, es la futura exhibición al público. Como así ocurre con la también iglesia románica de San Juan Bautista de la que fuera la localidad de Villanueva del Río Pisuerga, cercana a Cenera. Este templo corrió mayor suerte, ya que fue desmontado y trasladado a Palencia donde se instaló en el parque de La Huerta de Guadián.

Aunque también de Cenera de Zalima se rescató una parte de su iglesia, como fue la portada románica, que se encuentra instalada en una de las dependencias del castillo de Monzón de Campos. Y esta semana de noviembre, varias décadas después de desaparecer bajo las aguas, otras de sus piezas serán liberadas de la inundación. Esta acción es una demostración esperanzadora para los vecinos de la comarca norteña y conservacionistas que están viendo que parte de sus demandas están dando un aplaudido fruto.

En Villanueva se encuentra un impactante puente medieval que también ha llamado la atención a los que reclaman la conservación de este patrimonio. Pero es sobre todo en los yacimientos arqueológicos que esconde el embalse donde se pone mayor énfasis y se alzan con mayor volumen las voces requiriendo su preservación.

Fotos

Vídeos