El comercio aprovechará el inicio de San Antolín para dar un nuevo impulso al sector

Expositor de zapatillas de deporte, ante la fachada de un establecimiento en la calle Colón, en la pasada jornada de compras en la calle.
Expositor de zapatillas de deporte, ante la fachada de un establecimiento en la calle Colón, en la pasada jornada de compras en la calle. / Antonio Quintero

Las tiendas volverán a sacar sus escaparates a la calle el día 29, con un horario prolongado

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

Con unas rebajas ya de capa caída, a las puertas de la nueva temporada, con un verano irregular, de días de mucho y vísperas de nada, el comercio palentino afronta la última parte del periodo estival con la vista puesta en las fiestas de San Antolín, no porque puedan considerarse como fechas especialmente apetecidas por los clientes, sino como un asidero de esperanza, debido a las multitudes que durante esos días pueblan las calles palentinas y que pueden convertirse en posibles compradores.

Así, con este contexto prefestivo en la mente, la Mesa del Comercio de Palencia, en la que participan no solo las asociaciones del sector, sino representantes del Ayuntamiento, las organizaciones vecinales y los sindicatos, acordó convocar para el próximo 29 de agosto, coincidiendo con el arranque de las fiestas de San Antolín (es el día del pregón literario por parte de Concepción Casalduero), una nueva jornada de compras en la calle, una de las iniciativas pensadas para dinamizar el sector, que ha venido organizándose de forma reiterada durante los últimos años.

La iniciativa, que se planteó por primera vez en el año 2015 y que alcanzará en esta ocasión su séptima edición, está pensada para promocionar las ventas en el comercio tradicional y de proximidad, al que se le da la oportunidad de exponer su género en la calle, con el fin de facilitar el acercamiento de los clientes. Los propietarios de los comercios pueden instalar auténticos escaparates en la calle, ante las fachadas de sus establecimientos, de tal forma que los viandantes puedan contemplar los artículos de una forma cómoda y totalmente accesible, sin que se vean cohibidos por la necesidad de entrar en la tienda y ser atendidos por uno de los dependientes, situación que según reconocen desde el sector coarta a algunos posibles clientes, que en algunos momentos únicamente quieren conocer la oferta sin tener previsto comprar en ese momento.

Desde la Mesa del Comercio se entiende que es una oportunidad especial para que los comerciantes puedan exponer una parte de su género, buscando ese objetivo de enganchar al cliente para que se atreva a dar el paso de visitar el interior del establecimiento para contemplar el resto de los artículos.

Desde el Ayuntamiento, que colabora activamente en la organización, se plantea la fiesta de las compras en la calle, como una iniciativa encaminada a «dinamizar la actividad comercial, mediante promociones especiales durante una jornada con horario de ventas especial, a través de la realización de actividades de carácter festivo que animen las calles», según se recoge en un comunicado.

Para potenciar la actividad, se plantea también un horario especial de apertura del comercio, que ese día podrá ofrecer sus artículos en la calle de 9 a 22 horas. La iniciativa no está abierta a aquellos establecimientos destinados a los productos de alimentación.

Para participar, deben respetarse una serie de requisitos, como no superar el ancho máximo de la fachada del establecimiento, además de no poderse ocupar más de dos metros de la vía pública desde el frente de la fachada, dejando al menos un paso para los peatones de 1,70 metros. La altura máxima no podrá exceder la del local en su primera planta y además, deberá guardar una estética y un decoro acorde con el entorno. El Ayuntamiento velará por el cumplimiento de las normas de funcionamiento, realizando los controles e inspecciones durante toda la jornada.

Desde la Asociación Palencia Abierta, que agrupa a numerosos comerciantes del centro de la ciudad, se anima a todos los empresarios del sector a participar en la iniciativa, con el fin de dinamizar la actividad económica, pero también para fomentar la imagen de Palencia como ciudad de compras entre los turistas y visitantes que con motivo de las fiestas de San Antolín se acerquen a la capital palentina.

«Somos conscientes de que se trata de una iniciativa que va abriéndose camino muy despacio, y que siguen siendo pocos los comerciantes que participan, aunque cada año son más. Pero aunque no haya un seguimiento masivo por parte del sector, desde la Mesa del Comercio se apuesta por la fiesta de las compras en la calle, al creer que es una buena propuesta. Solo hay que preguntar a los que participan año a año, que se muestran muy satisfechos con los resultados», indicó María José López.

Fotos

Vídeos