El colegio Santa Rita implanta el aprendizaje cooperativo y el método ABN con números

Alumnos de Primaria del colegio Santa Rita, en una clase. / Antonio Quintero

El centro, que acaba de cumplir las bodas de oro, cuenta con 310 alumnos, y presume de ofrecer un trato muy personalizado a cada uno

J. OLANOPalencia

Tienen muy reciente la celebración de las bodas de oro de la Fundación de la Comunidad Palentina y del Colegio Santa Rita de Casia, en un 9 de octubre de 1966, en el curso escolar de 1966-1967. Medio siglo ha merecido algunos actos festivos durante este año, como la exposición ‘Un sueño en clave de mirada’, que recreaba un aula de los primeros años de su historia, que daba paso a un recorrido en imágenes de cinco décadas. Un homenaje a la labor educativa, social y al carisma de las Agustinas Hermanas del Amparo en Palencia, que recuperaron el valioso patrimonio escolar que se atesora en este centro, mostrándolo a las nuevas generaciones de estudiantes, docentes e investigadores, permitiendo conocer los medios y condiciones para la enseñanza y aprendizaje con los que se contaba en sus orígenes.

Fotos

Pero el colegio Santa Rita no se ha quedado en el pasado, si bien pudiera vivir de los honores de haber sido pionero en la integración de niños con problemas, una tarea en la que sigue despuntando. ¡Que se lo pregunten al termómetro de emociones que utilizan en segundo de Primaria para que los alumnos expresen cómo se sienten! Es una de las herramientas que los docentes llevan a las aulas para que no haya conflictos, para que todos se sientan como en una gran familia.

Otra herramienta destacada es el cariñograma, donde escriben las actitudes y cualidades positivas de los demás y los ponen de manifiesto a través de felicitaciones, agradecimientos y disculpas.

Y prueba de que todas esas formas de formar en valores están dando buenos resultados son los comentarios de alumnos de segundo de la ESO, que en el patio, durante el recreo, garantizan que están satisfechos de pertenecer al colegio Santa Rita por el trato tan personal, directo e individualizado que los docentes tienen con cada uno de los escolares. Y además presumen de que el centro imparte un buen nivel de idiomas, con Inglés desde pequeños y además, Francés en la ESO. «Hay que sentar las bases desde muy abajo, desde pequeños», argumenta la directora, Sonia Cadenas.

Y entre todos los proyectos ya consolidados destaca este curso la implantación del método ABN para matemáticas en Infantil. Se trata del método del algoritmo basado en números, trabajando el cálculo y la numeración de forma diferente. «Los alumnos aprenden a su ritmo situaciones cercanas. Se trata de un planteamiento que fomenta el cálculo mental a través de la utilización de materiales y objetos cotidianos, como botones, pinzas de la ropa, palillos o suelos de goma numerados como el que tenemos preparado en un pequeño patio para Infantil», añade la directora mientras prueba incluso el método en el patio.

El colegio Santa Rita ocupa una extensión de 2.565 metros cuadrados en cuatro plantas, junto a 6.435 metros cuadrados de patios y zonas verdes, en una parcela con una superficie total de 8.900 metros cuadrados, en la que también hace doce años estrenaron el polideportivo.

‘Juntos disfrutamos del camino’ es el lema elegido para este curso, y así es como avanza el colegio en su vida académica diaria.

Fotos

Vídeos