El colegio Ave María trabaja por la convivencia en total armonía con el barrio

Una alumna contempla la exposición de Playmobil. / Antonio Quintero

El centro se siente satisfecho del resultado de sumarse a una campaña de ‘El Langui’ contra el acoso escolar

J. OLANOPalencia

Si de algo puede presumir el colegio Ave María es que está y es del barrio, del Ave María. Se trata de un centro implicado con sus vecinos y viceversa, algo que se deja notar en el buen hacer de las actividades extraescolares y complementarias del proyecto educativo. Son muchas las actividades que nacen y crecen con su entorno, con la asociación de vecinos, con los scouts, con Alto Voltaje, con los clubes deportivos, todo en ese objetivo primero y último que es la convivencia.

Fotos

Lo dice el actual director, Ramón Juan, que lleva en el cargo tres años (seis en el colegio), pero que continuamente ensalza la labor del anterior equipo directivo, el que tantos cursos lideró Santiago Cardeñoso y cuya herencia ha recibido. «Nos preocupa el tema de la convivencia, porque creemos en ella, porque se dan conflictos entre iguales y tenemos especial empeño en solucionarlos. No dejamos nada al azar, trabajamos con unos protocolos para dar solución a todos los conflictos que surgen. Pero nadie es ni más ni menos que nadie», afirma repitiendo algo que los alumnos siguen a rajatabla.

En ese marco de trabajo de la convivencia, recuerda el gancho que ha tenido el colegio al sumarse este curso a la campaña ‘Se buscan valientes’ del actor y cantante ‘El Langui’ contra el acoso escolar, que el Ave María colgó en su ‘Facebook’ y tuvo 1.700.000 visualizaciones. Alumnos, profesores y familias estaban convencidos de la buena labor que se hacía en el centro por la buena convivencia y contra el acoso escolar, pero su participación en esta iniciativa les ha llenado de orgullo porque, además, han logrado visibilizar su trabajo y ser aún más conocidos.

Trabajan como un sólido equipo, y eso también lo notan y lo escenifican a final de curso. Así, el viernes celebrarán una gincana cooperativa, con los mayores del colegio ejerciendo de capitanes sobre todos los demás y como colofón a un curso y a unas fiestas. Además, como broche de oro, disfrutan de una singular, única y preciosa exposición de playmobil, propiedad de Javier de la Torre, padre de un alumno.

El colegio cuenta con 375 escolares de Infantil y Primaria, conservando las dos aulas por curso. Si bien el centro tiene capacidad para el doble de matrícula, el alumnado se mantiene en estas cifras, dependiendo principalmente de la natalidad y no de otros factores, porque el colegio es un colegio del barrio como siempre lo ha sido.

El proyecto de autonomía del centro, es decir aquel con el que se distingue un poco de otros, es el Francés, que está implantado como segundo idioma para quinto y sexto de Primaria. Además, las clases de Inglés cuentan con apoyos, es decir que además de las horas establecidas para el idioma, se imparten más sesiones.

Fotos

Vídeos