Cobos de Cerrato danza a San Román

Asistentes a la procesión danzan en honor a San Román. / Luis Antonio Curiel

La procesión con la imagen del santo y los vecinos bailando se convierte un año más en acto central de la fiesta

LUIS ANTONIO CURIELPalencia

Cobos de Cerrato se ha vestido este domingo de gala para celebrar sus fiestas patronales en honor a San Román Mártir. Una cita que hace ya tiempo se trasladó del 18 de noviembre, efeméride del patrono, al último fin de semana de julio, con el fin de que las fiestas fueran un momento de encuentro para todos los cobeños, los que viven durante el año y los que residen fuera de su pueblo natal.

Más imágenes

Cobos veneró a San Román de Antioquía, diácono cristiano de Siria que sufrió el martirio en el año 303, durante las persecuciones del emperador Galerio contra los cristianos. La tradición cristiana recoge que a San Román le amputaron la lengua para que no pudiera predicar el Evangelio, pero entonces se produjo el hecho milagroso porque siguió hablando sin la lengua. Por eso la iconografía le representa con la lengua en un plato. El párroco de la localidad, Miguel Ruíz, recordó el milagro durante la homilía y pidió la protección de San Román.

Todas las campanas de la torre recordaban con sus repiques y volteos que era día grande en Cobos. Los actos comenzaron con la procesión por las principales calles, que lucían sus mejores galas con colgaduras con el escudo local. Durante una hora, los cobeños danzaron y bailaron a su patrono, amenizados al son de dulzaina y tamboril. La peculiaridad de esta procesión es que el baile se danzan durante todo el recorrido.

«Las danzas y las jotas son uno de los momentos más emotivos para los cobeños, como expresión del cariño y devoción que profesamos a San Román y que se va transmitiendo de generación en generación. Es un día muy esperado por todos los vecinos y este año han acudido masivamente a nuestras fiestas», señaló emocionada Araceli Martínez, regidora de la localidad.

Acto seguido, los cobeños celebraron la eucaristía amenizada por el coro parroquial, que entonó al final el himno en honor a San Román. Los cobeños han disfrutado de un animado programa festivo durante el fin de semana. Días intensos en los que han disfrutado con las diversas actuaciones musicales, jotas, talleres, encierros ecológicos, concursos gastronómicos y de disfraces, aperitivos y varios campeonatos de juegos autóctonos y de mesa.

«Los cobeños participan en todos los actos que se programan durante el año en el pueblo y nos gusta colaborar para que Cobos siga vivo. Al final, el resultado de unas buenas fiestas depende del esfuerzo de todos y creo que lo hemos conseguido. Estoy muy agradecida por la colaboración de los vecinos y muy satisfecha por el resultado y participación», concluyó.

Fotos

Vídeos