La Casa de Palencia en Madrid se pone a la venta

Edificio de la Casa de Palencia en Madrid./El Norte
Edificio de la Casa de Palencia en Madrid. / El Norte

La junta directiva del centro regional logra el apoyo de los socios para vender la sede social de la calle Bailén

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

El presidente de la Casa de Palencia en Madrid, José Herrero Vallejo-Nájera, consiguió al fin ayer el respaldo suficiente de los socios de esta centenaria entidad para enajenar la sede social, situada en la madrileña calle de Bailén, con el fin de obtener fondos con los que sufragar las actividades culturales que organiza el centro regional.

En una tensa asamblea, en la que los votos necesarios para la venta de la casa no procedieron de los asistentes, sino de quienes delegaron su voto, el presidente pudo imponer su criterio, a pesar de contar con la oposición de su propio vicepresidente, Francisco José Rodríguez Velasco, que era hasta hace poco uno de sus principales valedores. Sin embargo, Rodríguez Velasco, que se encarga además de la programación cultural fue uno de los once asistentes que votó en contra.

El propio Rodríguez Velasco planteó una contrapropuesta para evitar la venta, ofreciéndose a sufragar personalmente la deuda acumulada por la asociación, a financiar posibles desfases económicos y a dotar al centro de un equipo informático. Sin embargo, su propuesta no fue aceptada.

Los votos a favor de la venta fueron ocho, pero hubo que sumarse otros 36 votos delegados que eran partidarios de la enajenación del inmueble. Mientras, entre los presentes hubo once votos en contra. Lo que no pudo aprobarse y tuvo que sacarse del orden del día fue la propuesta de modificación de los estatutos.

Los opositores han anunciado que estudiarán fórmulas para impugnar la celebración de la asamblea, al entender que se han producido defectos de forma en la convocatoria y en el orden del día. También quiere instar a las instituciones palentinas para que medien y eviten la venta.

La reunión tuvo además un inicio especialmente polémico, cuando intentó acceder a la asamblea el anterior vicepresidente, Arturo Cuervo, al que la directiva actual considera que ha sido expulsado de la asociación. Miembros de la directiva se enfrentaron a él e incluso llamaron a la Policía para solicitarles que impidiesen la entrada. Cuervo optó por abandonar el edificio, aunque hubo socios que negaron la expulsión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos