Frenazo al gimnasio de Carrión

Villafruela, a la izquierda, y el alcalde, a la derecha, durante el pleno./César Ceinos
Villafruela, a la izquierda, y el alcalde, a la derecha, durante el pleno. / César Ceinos

La oposición impide aprobar el proyecto del espacio deportivo en pleno porque tiene dudas de la propuesta de Ciudadanos

CÉSAR CEINOSCarrión

El pleno del Ayuntamiento de Carrión de los Condes rechazó la propuesta del equipo de gobierno para construir un gimnasio público en las instalaciones del antiguo colegio Marqués de Santillana de la localidad jacobea. Los seis ediles de la oposición, que desde hace varios meses está formada por los cinco integrantes del PP y el exconcejal socialista André Escobedo (desde noviembre no adscrito), votaron en contra y frenaron las ilusiones de los cuatro munícipes de Ciudadanos, el partido del alcalde, José Manuel Otero, y del único miembro que queda en el grupo del PSOE, Olegario Ramos, que respaldaron esta idea.

El regidor mostró durante el pleno el proyecto, que estaba valorado en 277.584 euros, y que pagarían, en parte gracias a subvenciones del grupo de acción local Araduey Campos (45.000 euros) y de la Diputación (50.000 euros), y a aportaciones de los Planes Provinciales (45.000 euros). También informó de que se contratarían a dos personas para su apertura y que estaban analizando presupuestos, que iban desde los 15.000 euros a los 30.000 euros –a sumar a la cantidad destinada al inmueble-, para la adquisición del material deportivo. Otero defendió que era una obra necesaria para el desarrollo de la actividad física en la comarca y que revitalizaría una zona degradada del municipio. En la misma línea opinó el líder socialista, quien declaró que no podía perderse la oportunidad de construir esta dotación. Tanto el portavoz popular, Javier Villafruela, como Escobedo, aseguraron que quieren habilitar un nuevo espacio deportivo y de ocio en la ciudad, pero dejaron claro que no lo iban a permitir de la manera que lo presentó el jueves por la noche la coalición de Ciudadanos y PSOE. El dirigente del PP dudó de la financiación que enunció el mandatario, manifestó que la inversión municipal es demasiado alta y aseguró que ciertos aspectos importantes de la instalación, como el de la adquisición de maquinaria, aún no estaban claros. Además, criticó que el gobierno local no contó con la opinión de su partido para la creación del gimnasio y señaló los fallos que, a su juicio, se han cometido durante toda la gestión. Como ejemplo, destacó los 5.000 euros que han pagado a la arquitecta por el primer proyecto del gimnasio, que se iba a levantar al lado del polideportivo y que al final varió de lugar por la legislación, que impide construir a escasos metros del río Carrión.

Por su parte, el concejal no adscrito rehusó apoyar el plan por las mismas razones que los populares. «El gimnasio es importante, pero la propuesta está mal hecha. Las cuentas no se atienen a la realidad», alegó Escobedo. Otero y Ramos respondieron que su actuación ha sido la correcta en todo momento y que si no se ha podido edificar el inmueble junto al pabellón se debe a que la normativa sobre construcciones en las riberas, según explicó el alcalde, cambió durante la redacción de la obra. «Desde la Confederación Hidrográfica del Duero me comentaron que si lo presentamos en septiembre en vez de en diciembre lo hubiéramos hecho allí», aseveró el primer edil, quien cree que la negativa a su propuesta se debe a «intereses partidistas con la única intención de desgastar al equipo de gobierno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos