Carrión celebra la XV Feria de Antigüedades con 18 expositores

Un visitante realiza una adquisición en la Feria de Antigüedades de Carrión. / César Ceinos

El evento se prolongará todo el fin de semana

CÉSAR CEINOSCarrión de los Condes

El salón de la Cooperativa Agrícola Regional (CAR) de Carrión de los Condes se ha transformado en una gran arca llena de objetos con años de historia. Este cambio se debe a que el edificio de la empresa agraria más importante de la localidad jacobea acoge a los 18 expositores que participan en la XV Feria de Antigüedades, Almoneda y Coleccionismo, que comenzó ayer.

A las 18:00 horas del viernes tuvo lugar la inauguración a cargo de los representantes institucionales, aunque los primeros curiosos dejaron de lado el protocolo de los políticos y fueron directos a mirar los puestos, deseosos de encontrar una buena oferta o alguna pieza que les interesara. No hubo grandes colas para entrar en el recinto, pero las primeras ventas se hicieron pronto. Aún no se había cortado la cinta y una pareja de amigos provenientes de Saldaña y Bilbao se llevaron un maletín y una silla. Llegaron, vieron y, en menos de sesenta minutos, compraron.

Pero no todos los visitantes adquirieron los productos con tanta celeridad. Otros prefirieron tomárselo con más calma, fijarse y charlar con el comerciante antes de realizar la transacción. Y si no adquirieron nada, aún tienen tiempo para hacerlo. En concreto, hasta mañana a las 21:00 horas, momento en el que este certamen, el más joven de los tres que se celebran anualmente en Carrión de los Condes, echará el cierre.

La lista del género disponible es extensísima, así que es mejor que los interesados se acerquen hasta la ciudad del Marqués de Santillana para ojearlos todos que leer el elenco en este periódico. Se llenaría una página entera solo con los nombres. Además, hay una gran variedad. Desde monedas de la época de Alfonso XIII a libros con cientos de años, pasando por muebles, cuadros, vajillas o juguetes. El interés está asegurado en personas todas las edades. Los mayores recordarán anécdotas e historias asociadas a muchos de los objetos y los niños conocerán piezas que no habrán visto nunca.

Los anticuarios esperan que esta feria sea como las ediciones anteriores y que, además de darse a conocer en tierras palentinas, vuelvan a casa con el camión vacío y con la cartera llena. En el mundo de lo clásico y de lo ‘vintage’, este certamen tiene tirón. Como muestra, dos ejemplos. El primero de ellos es que catorce de las dieciocho marcas repiten presencia. El segundo es el interés de los vendedores en participar.

Albert Cruz, de Total Decoración, una empresa proveniente de Sitges (Barcelona), llevaba queriendo venir a Carrión durante cuatro años y por fin lo ha conseguido. Ahora quiere que la ilusión generada desde 2013 se traduzca en buenos resultados. «Sé que hasta aquí acuden clientes de Cantabria y País Vasco», añadió el catalán. Por su parte, el paredeño Valentín Asenjo, de Hermanos Asenjo Revilla, aseguró que este certamen es bueno, tanto en publicidad como en caja, y quiere que así siga siéndolo. Otros, como el carrionés Pablo Luis Andrés o los franceses de Navarre Antiquités son dos de los fijos en la lista de inscritos desde hace más de una década.

Desde la organización, que corre un año más a cargo del Consistorio, confían en que la feria traiga al municipio a una buena cifra de visitantes. «Trabajamos para que esta cita sea un referente en la provincia y dé vida a Carrión», comentó el regidor, José Manuel Otero en la apertura oficial. En 2016 se acercaron hasta el salón de la CAR (o antigua panera) cerca de 3.500 personas, una cifra que quieren que se repita durante estos días.

Para reforzar la afluencia de público, el Ayuntamiento de Carrión y algunas instituciones culturales de la localidad han incluido alguna actividad complementaria en la programación, como el decimonoveno concurso de pintura rápida, programado para hoy; el concierto de Camino Artes, que comienza a las 19:00 horas en la iglesia de Santa María, o la inauguración de la exposición de Amigos Fotográficos ‘Arte Conceptual II’ en el Museo de Arte Contemporáneo, a las 12:00 horas.

Pero el hombre no vive solo de antigüedades, también come. Por ello, los carrioneses y visitantes disfrutaron ayer del primer día de las jornadas gastronómicas ‘Del mar al paladar’, en las que participan trece establecimientos hosteleros carrioneses. Aunque la localidad está aproximadamente a dos horas de la costa y no sean alimentos típicos de la zona, los pinchos y menús están elaborados con pescado y marisco, haciendo así las delicias de los aficionados a estos manjares extraídos de los mares y los océanos.

Por citar dos ejemplos, en el bar La Parada sirven una tapa de pulpo con patatas, lo que hace que los clientes trasladen su paladar a las costas gallegas, y en el restaurante La Muralla venden un plato de bacalao, un pescado muy apreciado en Portugal. Como la feria, esta oferta se mantendrá hasta mañana.

Fotos

Vídeos